Mil seiscientas palabras sobre un cazador de momentos


ricardo10

Siempre listo para apretar el “gatillo” anda Ricardito. Su misión no es matar, aunque es un cazador; un cazador de momentos. Instantes que tras su “disparo” pasarán a ser inmortales gracias a la magia del lente.

Ricardo (Ricardito) López Hevia es Foto-reportero de Prensa desde 1994, y aunque últimamente se ha destacado por reseñar los temas deportivos gusta de “fotografiar todo aquello que se pueda ilustrar”…

 

”Hasta el silencio se puede ilustrar…”- comenta animado- mientras esta redactora, foto-analfabeta confesa, hurga en sus recuerdos para tratar de referir algunas de las vivencias van detrás de esas “mil palabras” que él -y todos sus colegas de profesión- suelen sustituir por una buena imagen.

 

¿Orígenes?

Mis orígenes en la fotografía son de nacimiento, vengo de una familia dedicada a varios géneros relacionados con la ilustración. Por parte materna, casi todos andan vinculados a trabajos manuales, artistas, artesanos (Orfebres), directores artísticos de diseño y muchos más. Un vínculo fuerte con la cultura, en forma general.

Por el otro lado, mi padre y mi tío, fundadores del periódico Granma y excelentes foto-reporteros, además. Y una hermana dedicada al diseño gráfico. ¡Me era muy difícil escapar de este mundo cargado de sueños y fantasías realizables!

 

¿Formación?

Me gradué en el año 1990 de técnico integral en veterinaria y luego estudié Licenciatura en Cultura Física. Esta carrera contribuyó grandemente a mi formación, por lo integral que es y todo lo que me aportó en materia de conocimientos.

Desde mucho antes soñaba con capturar imágenes, ilustraba todos mis sueños, caminaba y siempre buscaba alguna intención en lo que veía, trataba de reflejar en mi mente como intentar mostrar cada sensación o cada situación en mi vida y a mí alrededor. Entonces recuerdo que una mañana desperté con las ideas claras, supe qué camino quería tomar y hasta entonces lo he seguido.

 

¿Por qué el fotorreportaje?

La vida te impone caminos. En principio me gusta todo lo que sea fotografía y todo lo que se puede fotografiar. Ser reportero grafico de prensa implica tener un sinnúmero de herramientas necesarias para esta profesión, además de sensibilidad y lenguaje grafico.

 

¿Deportivo?

Es sabido que en Cuba y para los cubanos el deporte tiene un lugar especial. De alguna manera, fui atleta activo en muchos deportes y sobre todo del que no escapa casi ningún cubano; la pelota………!

Encontré en la fotografía una forma de expresión única que me permite realizarme desde mi posición de ex atleta. En cada competencia me entreno con cada jornada, disfruto del prearranque en cada evento e incorporo todo esos elementos como motivación.

Igualmente tengo el criterio de que dentro de los géneros del fotoperiodismo, el deportivo es de los más difíciles por lo dinámico, espontáneo y sorprendente que puede resultar. Rara vez encuentras una segunda oportunidad para captar un momento y ello exige el dominar técnicas como el Barrido, la Selección de enfoque de iluminación, adornar con el contra luz, la combinación de planos y un grupo mas de herramientas que te darán mejores resultados y opciones de romper esquemas.

 

¿Algún deporte preferido?

Me gusta ilustrar todos los deportes y tratar de absorber cada sensación de ellos. Ahora, el béisbol tiene el primer lugar en mi preferencia y el atletismo como segunda opción. El resto puede estar en cualquier orden.

Lo del béisbol es una cuestión de cubanía. ¡Es parte de nuestra cultura! Y es una disciplina que conlleva mucha preparación y concentración durante un largo periodo, así que se debe interpretar cada momento como único.

 

¿Referentes en el mundo de la imagen?

En el mundo de la imagen y la fotografía deportiva tengo varios referentes pero Getty images es, sin duda, la mejor agencia de este tipo hoy. Cuenta con profesionales de alto vuelo y con una edición fenomenal, siempre con la preferencia a los planos y ángulos más novedosos. Individualmente, admiro a José (Pepe) Agraz, el primer cubano especializado en la fotografía deportiva y formador de la escuela cubana de este tipo.

 

¿Cómo es la cobertura de un evento múltiple?

La dinámica en unos juegos múltiples para un foto-reportero es muy complicada, interfieren todos los sistemas orgánicos, SNC, reflejos, preparación física y todas las herramientas profesionales posibles.

Hay que tener conocimiento de los diferentes deportes, sistemas de competencias, reglas, métodos competitivos de cada atleta y otras tantas cuestiones que solo se transforman en resultados cuando las interpretas a nivel sensorial y se convierten en motivación. Hay que aprender en muy poco tiempo cómo se mueve la ciudad, cómo llegar de un escenario de competencia a otro en el menor tiempo posible y anticiparte a todo lo que puedas encontrar. El equipamiento siempre tiene que estar listo; todo bajo mucho riesgo pues uno tiene que cargar solo con múltiples equipos de altos costos y así ir de un lugar a otro con el tiempo en contra siempre. Sin dudas, hacer la cobertura a unos juegos múltiples y obtener resultados conlleva mucho tiempo de preparación, experiencia y sobre todo, mucha dedicación.

 

 

Después de varias experiencias en eventos de este tipo, ¿cuál consideras ha marcado tu vida profesional?

Es cierto, ya poseo unos cuantos años de experiencia en las coberturas de juegos múltiples. En la última década he asistido a casi todos, incluyendo tres Juegos Olímpicos, dos Panamericanos y unos Juegos Centroamericanos y del Caribe, pero, sin duda, Atenas 2004, mi primera experiencia olímpica fue la que marcó mis métodos de asumir este tipo de trabajos. Guardo recuerdos – no sé si gratos- de mi primera vez. Por la falta de práctica pasé 15 días sin dormir, el cansancio era extenuante hasta punto de lo imposible: me quedé tan profundamente dormido en la bañera del hotel que por poco me ahogo. La habitación se inundó completamente, con la ropa y los maletines flotando. Ahora, de eso me quedo con la vivencia y con la enorme satisfacción de saber el deber cumplido porque no dejé de estar en ningún lugar, mi lente estuvo cerca de cada cubano que compitió y logré reflejar su actuación. También aprendí a darle el orden de preferencia a los atletas, deportes y resultados.

 

 

¿Qué tal Londres, la más reciente de tus aventuras?

Londres me dejó disímiles anécdotas, tanto en lo deportivo como en personal. Lo que más me impresionó fue el nivel de conocimiento y disfrute con que todo el país asumió los Juegos.

En lo deportivo, han sido los de mayor nivel competitivo que he visto. Donde el hecho de ver a una atleta como Isinbayeva, -que es una de las más grandes atletas femeninas de todos los tiempos- disfrutar de su medalla de bronce hasta la saciedad me dejó una enorme lección de humildad y honor deportivo, de respeto a la afición y a sus rivales.

 

Imagino que el propio hecho de ir por el mundo con la misión de inmortalizar momentos hace que cada uno sea único. ¿Alguno que se robe la arrancada?

Es justo como dices, en este trabajo casi todas las imágenes encierran alguna buena historia, pero tengo una foto que quiero mucho porque me costó más de 5 años lograrla. Durante todo ese tiempo, cada día que tenía trabajo en el estadio Latinoamericano intentaba lograrla. Allí hay un foso que da una dimensión diferente del terreno, pues está por debajo de su nivel real. Yo buscaba esta foto y nunca se me daba por diversos motivos, pero un día llegué y sentí que era la oportunidad. ¡Y la logré! Leí lo que estaba pasando en el juego y se dio todo bien. La guardo con mucho cariño y para mí es como un gran trofeo.

¿Qué tan afines son los deportistas ante los flash?

Hay atletas que son más mediáticos que otros, y ello también está valorado por sus resultados. Ahora mismo, el atleta más mediático del mundo – fuera del fútbol – es Usain Bolt. Es figura antes, durante y después de cada carrera, tiene una personalidad que magnetiza y suma a todos, convierte cada carrera en un suceso fenomenal que atrae y paraliza al mundo. Es genial, carga con todo ese peso y nunca se aleja de sus raíces. Simplemente lo asume como motivación.

 

La tendencia de la información apunta a que la inmediatez es clave. Dentro de toda la vorágine de medios, ¿es determinante el poder de la imagen?


Definitivamente, el peso de la imagen crece a diario. Los medios impresos y digitales son cada día más ilustrados; todo ello como resultado directo del tremendo desarrollo que ha experimentado la tecnología en los últimos años. Vivimos a prisa, ya la gente no puede detenerse para leer grandes editoriales. Los lectores buscan primero una buena imagen que aporte la mayor información visual posible del asunto. No podemos tampoco olvidar que la única forma en que el cerebro humano es capaz de archivar información es mediante la imagen. El otro factor esencial tiene que ver con el título y el diseño, tienen que ser capaces de enamorar; de lo contrario la gente le va a pasar por arriba y ni lo notará.

En ello radica la importancia que le dan a la gráfica los grandes medios y transnacionales de la información. Nosotros tenemos que aprender mucho de ellos. En Cuba aun coexisten discrepancias en este sentido, no se comprende el fenómeno y se subvalora el trabajo gráfico; en consecuencia, seguimos desaprovechando el peso y la intencionalidad real de la imagen.

 

¿Sueños por cumplir?

Ya paso de los 40 años y tras dos décadas de trabajo he logrado cumplir muchos sueños pero guardo otro tanto en mi lista de pendientes. Por ejemplo, quisiera poder estar en un Mundial de Fútbol y en uno de Atletismo. También me gustaría hacer recorridos por grandes urbes del planeta y realizar ensayos de los contrastes sociales y su realidad, y en Cuba, en Cuba me gustaría desarrollar una serie de trabajos sobre las características de cada región con un estudio sociocultural y morfológico, y poder ilustrarlo con los matices más profundos que sean posibles. Pero más allá de estos, la mayor de mis quimeras es lograr que se instituya la carrera profesional de fotografía de prensa.

Fíjate si he pensado en ello que hasta tengo la manera en que se podría concebir. Pienso que se puede estudiar junto a las otras carreras en las facultades de Comunicación. Pienso que pueden ser una misma carrera hasta el 3er año y luego hacer un 4to curso sobre conocimientos de fotografía general y en el 5to llegaría la especialización en fotografía de prensa. Así lograríamos nutrir a los medios con profesionales mejor preparados e ir ganando los espacios y las preferencias.

 

INDMETROJUGADA01

La foto en el Latino que Ricky guarda como un trofeo

AtletismoOlim011 Instantáneas inéditas de Londres 2012. Fotos: Cortesía del entrevistado

Curiosidades01Instantáneas inéditas de Londres 2012. Fotos: Cortesía del entrevistado

Curiosidades-03Instantáneas inéditas de Londres 2012. Fotos: Cortesía del entrevistado

Curiosidades-04

Instantáneas inéditas de Londres 2012. Fotos: Cortesía del entrevistado

Judo-ilustrar-02

Instantáneas inéditas de Londres 2012. Fotos: Cortesía del entrevistado

Atletismo-OlimpicoInstantáneas inéditas de Londres 2012. Fotos: Cortesía del entrevistado

(Especial para Cubahora)

Anuncios

2 Replies to “Mil seiscientas palabras sobre un cazador de momentos”

  1. Toda una clase de periodismo y fotografía esta entrevista, felicidades a los dos, tanto a la periodista como al entrevistado. De verdad que para mí, que soy un aprendiz de fotorreportero y que me gusta mucho la deportiva, esta entrevista me alclara muchas cosas y me permite admirar mucho más a Ricardito.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s