Silva conoce el camino #Beijing2015


yarisley-granmaPor Lilian Cid Escalona/ Especial para Cubahora (Foto: Ricardo López Hevia/Granma)
El Estadio Nacional de Beijing será sede, entre el 22 y el 30 de agosto, del XV Campeonato Mundial de Atletismo. Cuba llega a la capital china con la ilusión de recuperar la senda dorada perdida en Daegu 2011 luego de que las notas de la otrora Bayamesa sonaran ininterrumpidamente entre las ediciones de Stuttgart 1993 y Berlín 2009. Llega con esperanzas fundadas, sobre todo, en especialidades como el salto triple, el salto con pértiga y el lanzamiento del disco; los dos últimos en el sexo femenino.
De acuerdo con el ranking mundial, toca apostar por lo que puedan hacer Yarisley Silva, Pedro Pablo Pichardo y Denia Caballero, sin descartar las posibilidades de Yaimé Pérez y tampoco a una Rose Mary Almanza llamada a redimir sus últimas demostraciones en los 800m.

Salto con pértiga
En en un abrir y cerrar de ojos, con la “bendición” de los Juegos Panamericanos, Yarisley Silva ha regresado a los planos estelares del salto con pértiga y con ello, la prueba vuelve a ser una de las fuertes opciones al título para nuestra isla de cara a la cita del orbe.
La especialidad, en sí, es joven ya que se incorporó a estos eventos en Sevilla 1999, aunque de su historia emanan varios pasajes icónicos:
– Extraoficialmente, el primer récord entre las damas fue de 3.05m , con autoría de la estadounidense Irene Spieker en 1979.
– De manera oficial, el mérito se lo agenció la atleta china Sun Cayun con salto de 4.05m el 21 de mayo de 1992 en Nanjing.
– La evolución del registro del orbe tuvo a la propia Sun Cayun y a su coterránea Zhang Guiqing como primeras protagonistas y “pasó” por las manos de otras como la australiana Emma George, la germana Andrea Muller, la checa Daniela Bártová y la norteamericana Stacy Dragila antes de que la rusa Elena Isinbayeva entrara al ruedo.
– En la era de Isinbayeva, solamente su compatriota Svetlana Feofanova ha logrado arrebatarle el dominio. Lo consiguió en tierra helénica, en Iráklio, el 4 de julio de 2004 con un salto de 4.88m y la marca resistió tres semanas pues el día 25 del propio mes, Isinbayeva recuperó el récord agregándole 1 cm y desde entonces no ha vuelto a cederlo.
– El salto con pértiga (f) se hizo oficial en el Mundial de Sevilla 1999 y en ocho campeonatos del mundo son 15 las mujeres que han estado, al menos una vez, en el podio.
– Rusia atesora el mayor botín en citas mundialistas con 8 preseas (4-1-3). Estados Unidos (2-2-0) y Polonia (1-2-1) le escoltan con cuatro.
– Las primeras medallistas mundiales resultaron ser: Stacy Dragila (USA-4.60m), Anzhela Balakhonova (UKR – 4.55m) y Tatiana Grigorieva (AUS – 4.45m).
– Las rusas Svetlana Feofanova (1-1-2) y Elena Isinbayeva (3-0-1) son las atletas más premiadas en esta especialidad, ambas con cuatro medallas mundiales. La, ya retirada, polaca Monika Pyrek (0-2-1) subió al podio en tres ocasiones.
– Curiosamente, Feofanova, también retirada del deporte activo, ganó todas sus medallas: Oro en Paris 2003, Plata en Edmonton 2011 y Bronce en Osaka 2007 y Daegu 2011 con registro de 4.75m.
– La brasileña Fabiana Murer, campeona en Daegu 2011 y la cubana Yarisley Silva, bronce en Moscú 2013, son las únicas latinoamericanas que han logrado ser medallistas en estas citas.
– El récord para los Campeonatos del mundo es de 5.01m, facturado por Elena Isinbayeva el 12 de agosto de 2005 en Helsinki.
– Elena Isinbayeva (Helsinski ´05, Osaka ´07 y Moscú´13) es la máxima ganadora de títulos seguida de Stacy Dragila (Sevilla ´99 y Edmonton ´01) que aparece con dos. Svetlana Feofanova (Paris ´03), Anna Rogowska (Berlin´09) y Fabiana Murer (Daegu´11) completan la lista de ganadoras para los ocho títulos que ha repartido la especialidad.
– Moscú´13 fue testigo de la mejor competencia de salto con pértiga de estas citas. Todas las medallistas superaron los 4.82m, y el salto para el título (4.89m) constituye la segunda mejor marca facturada en estas lides (solo superado por el 5.01m con que se ganó en Helsinski 2005).
– China, pese a ser uno de los pioneros en esta práctica, nunca ha alcanzado una medallista mundial al aire libre.
Así llegan las cosas a Pekin, un escenario que fuera especialmente pródigo para quien será la gran ausente: Elena Isinbayeva. La carismática rusa goza de gran popularidad en la nación asiática pues, además de ser uno de los rostros publicitados por la firma deportiva local Li-Ning, se cercioró de “robarse” el corazón de los miles de espectadores reunidos durante su actuación olímpica en 2008. Performance que coronó con autoritaria marca de 5.05m que constituye el actual récord olímpico.

Más allá de este detalle, el Nido de Pájaros se presenta como un teatro de operaciones ideal para dirimir por el título en la complicada modalidad atlética.
Si de pronósticos se trata; con la “venia” del clima y apelando a que las convocadas a rivalizar lleven el corazón bien puesto, las marcas para acceder al cuadro de honor deben superar los 4.80m. Y pudieran, incluso, emular cuantitativamente lo acaecido en Moscú.
Poniéndole nombres al asunto, Yarisley Silva manda en la temporada con saltos de 4.91, 4.85 y 4.83 metros, seguida por Nikoleta Kyriakopoulou (4,83), Jennifer Suhr (4,82, también tiene un 4.81) y Fabiana Murer (4,80). Aunque en caso de vaivenes de rendimiento, entiéndase que los registros ganadores queden por debajo de las expectativas, hay otras atletas como Demi Payne, Ekaterina Stefanidi y la germana Silke Spiegelburg que podrían tener una buena participación, sobre todo Silke, una excelente y estable pertiguista que, por cuestiones de la vida, sigue debiéndose un puesto en el podio. Fue cuarta en Berlín, Londres, Estambul (indoor) y Moscú.
Sin embargo, la avanzada tiene a las primeras como protagonistas y virtualmente serán ellas las grandes animadoras para esta nueva batalla en las alturas. Cada cual con sus claves específicas, todas, aparentemente, a merced del renacer que ha patentado la cubana, relanzando en este mes su candidatura con fuerza huracanada. Ello no quiere decir que lo tenga fácil, pero es una realidad que conoce el camino. Ha hecho los mejores saltos en los últimos tiempos. Sus registros de 4.90 y 4.91 son lo más destacado que se ha logrado al aire libre desde que Isinbayeva consiguiera el récord mundial vigente en 2009. El competir a ese nivel que ya no le es tan extraño le bastaría para coronarse pues del resto de las inscritas solo Suhr sabe lo que es saltar sobre 4.90, lo consiguió una vez, en 2008 y en los Estados Unidos.
Claro, a estas horas y luego de tantas historias, vuelve a ser imposible no invocar a Isinbayeva cuando en la tierra asiática, tras titularse en los Juegos Olímpicos concluyó: “el oro no es cuestión de favoritismo”.
Y es que como sentenció la mítica saltadora, a la hora de la verdad poco importa si has sido imbatible o si eres el campeón defensor, como tampoco determina que seas el recordista del mundo puesto que el título nunca es un regalo. Hay que pelearlo.
Obviamente, confiamos en que el Nido de Pájaros nos va a sonreír y que el favoritismo, los registros de temporada y hasta las cábalas jugarán su papel en favor nuestro. Yarisley Silva es una de las más fuertes posibilidades para Cuba y en la concreción de este pronóstico va también, la materialización de uno de los sueños que le restan por hacer realidad: el título mundial al aire libre. Alea jacta est.

Anuncios

Acerca de Lilian Cid Escalona

Ingeniera informática con inclinación periodística. Me gusta contar historias. Soñadora al 200%. Autora en @Deporcuba y @BlogCubaxDentro. En twitter: @lizz19861

Publicado el 2015/08/14 en Atletismo y etiquetado en , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente. 2 comentarios.

  1. Excelente artículo, gracias a Lilian y Deporcuba.
    Pienso que ganar un mundial con una marca por encima de los 4,85m es tremenda hazaña, como ya se decía en el artículo hasta ahora reservada a Isinbajeva. Suhr si no me equivoco nunca ha confirmado sus marcas de la temporada en una competencia mayor. Si en Londres Yarisley hubiese tenido más maña es muy posible que hubiese ganado, porque eran otras alturas. por ello pienso que también para Yarisley será muy difícil en una competencia mayor llegar a los 4,90m, pero nada es imposible y me imagino también que unos 11 millones de cubanos van a aguantar la varilla para que no caiga en ninguno de sus intentos.
    Murer tiene sus altibajos como todo atleta, pero en las últimas competencias mayores Silva ha quedado delante. La gran desconocida es la griega, que no es tan joven, pero que parece haber encontrado su camino justo un año antes de las Olimpiadas.

    Me gusta

  2. La cosa amigos esta dura, pero Yarisley es de las realmente buena. y yo estare entre los que aguantare la varilla.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: