De Beijing a Río: introspecciones necesarias (II)


15th+IAAF+World+Athletics+Championships+Beijing+PLdxvuKki7ElLos que fueron a Beijing – primera parte
Por: José Ramón Fabelo Corzo/ Deporcuba

Un total de 25 atletas cubanos llegaron al Campeonato Mundial de Beijing, aunque sólo para participar en 21 pruebas, ya que cinco de ellos fueron reservados para un evento de conjunto, el relevo masculino de 4 x 400. Fueron 18 los eventos en que Cuba tomó parte debido a que dobló en el disco femenino, en los 200 metros planos masculinos y en 110 metros con vallas. Ningún atleta participó en más de un evento y uno de ellos, Osmaidel Pellicer, estuvo como reserva del 4 x 400 y no tuvo actuación competitiva.
Dejaremos para un próximo trabajo el análisis de aquellos atletas cubanos que pudieron haber llegado al mundial y no lo hicieron. Ahora nos centraremos en la actuación de los atletas que sí fueron.
En 5 de las 21 pruebas, los representantes cubanos lograron figurar entre los 8 primeros de la lid, con protagonismo para las dos medallas de oro alcanzadas por Denia Caballero y Yarisley Silva y la de plata lograda por Pedro Pablo Pichardo. Un cuarto lugar de Yaimé Pérez y el séptimo del relevo largo masculino otorgaron también puntos a la delegación. Todo ello redundó en que nuestro país alcanzara el décimo escaño por las medallas y duodécimo por los puntos (30).
Más allá de las muy bienvenidas medallas y de la también destacada actuación de los finalistas y de otros atletas, llama la atención el hecho de que de las 31 incursiones competitivas de los representantes cubanos (contando eventos clasificatorios, de semifinales y finales), sólo en dos ocasiones se alcanzó la mejor marca del año, en ningún caso se logró registro personal y mucho menos record nacional alguno. En tal sentido fue meritoria la participación en preliminares del relevo masculino de 4 x 400, que por 4 centésimas superó su mejor resultado del año logrado previamente en los Juegos Panamericanos de Toronto, aunque después, en la final, quedó bastante distante de ambas marcas. La otra actuación cimera para la temporada fue la de la maratonista Dailín Belmonte, quien no había completado ningún maratón en 2015 y que al culminar éste –con un descomunal esfuerzo digno del mayor destaque– logró lógicamente su marca para el año, aunque muy alejada de sus mejores registros personales. Algunos atletas se acercaron bastante a lo mejor que habían hecho en 2015. Yarisley, por ejemplo, quedó sólo a 1 cm y con 4.90 igualó su segundo mejor resultado del año y de por vida, además de intentar, aunque sin éxito, implantar un nuevo record nacional e igualar el de la competencia (5.01). Denia logró con ese estupendo primer intento su tercer mejor resultado de 2015 y de su carrera. Ambas llegaron como primeras del ranking del año y lo ratificaron con sus resultados.
No fue así en el caso del resto de los principales atletas cubano. Pichardo llegó como primero y terminó segundo. Es verdad que difícilmente alguien hubiera podido ganarle ese día a Taylor con ese fabuloso 18.21, pero también es cierto que el también excepcional y muy competitivo atleta cubano quedó en esta ocasión a más de 30 cm de sus mejores registros del año. Yaimé, por su parte, era tercera en la lista de inscripción y quedó cuarta, aunque en fuerte porfía por el tercero hasta el último disparo de la competencia. La propia posta larga cubana llegaba como quinta y terminó en séptimo escaño, sobre todo debido a esa merma significativa de su rendimiento en la final. Un bajón notable fue el de Roberto Skyers, quien tenía la quinta marca en el año entre los inscritos y quedó en el lugar 12; pero en su caso es justo consignar que sus 20.23 de semifinales hicieron que el mundial fuera para él la segunda mejor competencia de su vida, sólo superada por la actuación en Toronto un mes antes. Un descenso muy llamativo fue el de Yordan O´Farrill, quien inscrito con la marca número 12 no llegó siquiera a pasar a semifinales, quedando en el puesto 26. Pero la actuación más decepcionante fue la de Rose Mary Almanza, segunda en el ranking de la temporada hasta ese momento y finalmente ocupante del puesto 20 en la competencia, sin poder bajar siquiera de los 2 minutos en los 800 metros.
La siguiente tabla, ordenada por los lugares obtenidos en el mundial (LO), permite comparar esos lugares con los que eran previsibles por las listas de inscripción (LI), así como valorar los márgenes de diferencia entre los registros logrados en Beijing y las mejores marcas del año (MMA) y de por vida (MM) en cada uno de los casos.Tabla .png
Dos temas afloran con fuerza de estos datos. El primero es el del muy socorrido asunto sobre el momento del año en que los atletas cubanos hacen sus mejores marcas. Por su importancia, dedicaremos un artículo especial a ello. El otro es el de la planificación de resultados cuando hay otro evento importante en el año, como lo fue en este 2015 con los Juegos Panamericanos de Toronto.
Tal situación se le presenta al atletismo cubano cada cuatro años. Cuando hay Juegos Olímpicos no hay Mundial al aire libre y, cuando hay Juegos Centroamericanos y del Caribe, tampoco. Sabido es que los tres eventos multideportivos son asumidos por el país como los principales del año en cada caso. Y ello es legítimo. La importancia de lo que Cuba haga en ellos trasciende lo meramente deportivo, permite exponer uno de los principales logros de su sistema social, fomenta su prestigio nacional y el de sus deportistas y entrenadores. Si en el mundo hay tanta demanda de unos y otros, ello se debe en buena medida a esos resultados. Igualmente, a lo interno, los resultados que se alcancen en estos juegos proporcionan un importante sustento empírico para hacer un balance de cómo anda el deporte en el país. Ahora mismo, lo realizado en Toronto y el descenso general de Cuba desde el segundo hasta el cuarto lugar en el concierto panamericano, ofrecen un excelente material de estudio para que, poniendo a un lado las justificaciones, se haga un profundo análisis crítico y se emprendan los sustanciales cambios que el deporte nacional necesita.
Aún así, y sobre todo en lo que al atletismo respecta, pensamos que la coincidencia en el año de panamericanos y mundial amerita un tratamiento diferenciado para cada atleta y para cada evento. Por supuesto que votamos a favor de que nuestros mejores atletas asistan a estos juegos, pero para aquellos cuyo techo competitivo esté en el mundial y no en los juegos continentales, debería ser el primero de estos eventos su competencia principal del año. Y es que, no haciéndolo así, la presumible ventaja que logramos en los Panamericanos se convierte en desventaja en el mundial, además de que lo realizado en los juegos múltiples nos daría un resultado no objetivo, más bien engañoso, sobre el estado real de nuestros deportistas y de nuestro deporte a nivel continental, al ser diferente la jerarquía de prioridades competitivas para la mayoría de los otros contendientes.
Hay que decir que en este año en particular ninguna de las marcas logradas en Toronto, de haberse realizado en Beijing, hubiera favorecido la obtención de otras medallas en esta última cita. Pero a varios atletas si les pudo haber permitido mejorar significativamente el lugar obtenido. Por ejemplo, de haber realizado en el mundial la marca que logró en los Juegos Panamericanos, Roberto Skyers (20.02) hubiera terminado disputándole el 5to puesto mundialista al británico Zharnel Hughes (20.02 también). Yorgelis Rodríguez (6332) habría anclado en el noveno lugar y no en el puesto 21. Yaniuvis López (17.78) podría haber clasificado a la final y quedar en el lugar 11. Yhoanis Portilla (13.30) hubiera mejorado del puesto 25 al 10 y Yordan O´Farrill (13.36) del 26 al 12, metiéndose también en semifinales. Reynier Mena (20.32) hubiera mejorado 7 lugares hasta el décimo quinto puesto. Finalmente, Arialis Gandulla (23.08) podía haber llegado a semifinales y quedar en el puesto 22 y no en el 40. Vale decir que de todos estos atletas, sólo Yorgelis fue medallista (de oro) en Toronto.

 

Anuncios

Acerca de Redacción DeporCuba

Hablamos de deporte, del movimiento deportivo cubano, desde sus resultados y a través de sus protagonistas. En Twitter: @DeporCuba y en Facebook: /Deporcuba

Publicado el 2015/09/08 en Atletismo y etiquetado en , , , , , , . Guarda el enlace permanente. 11 comentarios.

  1. Muy claro el artículo. Lo que haría falta es que los responsables del deporte nacional, se lo leyeran y lo analicen, porque claro está que esos atletas no hubiesen ganado medallas, pero no me puedo imaginar que a alguno de ellos sinceramente les importe más una medalla panamericana que un puesto de vanguardia en un mundial.

    Hay atletas, y por eso es tan importante la diferenciación, que pueden competir a media mecha en juegos continentales y regionales, y después en el mundial sacar el extra, pero para la gran mayoría de los atletas, dos competencias a un alto nivel es mucho así que hay que decidirse por la competencia más importante, tanto para el desarrollo deportivo del atleta como para su motivación, ya que de nada vale estar celebrando a un/a campeón/a centroamericano/a o panamericano/a que después no puede con los mismos atletas de la región o del continente en el mundial, porque allí van con su mejor forma deportiva.

    Un ejemplo, si Yarisley no hubiese tenido esa fuerza y esa experiencia pues sí hubiese sido doble campeona panamericana, pero Murer la hubiese derrotado en el mundial. Como se vio la atleta brasileña asistió al mundial en su mejor forma desde que ganara el mundial en 2011.

    Hay algunos casos en la introspección que se encuentran en una zona gris, o sea no es blanco, pero tampoco es negro. Uno de ellos es la jabalinista. Debido a su juventud y falta de experiencia a ese nivel, hubiese sido mucho pedirle que repitiera su mejor marca o se acercara a ella durante el mundial, y es que esta la logró en una situación en la que se sentía más segura, y además parece que ese era su pico de rendimiento, está de más decir que para una juvenil, sobrepasar los 60m por segunda vez en unas pocas semanas es un muy buen rendimiento.

    Al saltador de largo yo no lo hubiese llevado a un mundial, porque con 16 años es demasiado joven para pasar una prueba de ese tipo. Además de que sus marcas de 8 metros y más las logró en las situaciones que necesitaba, o sea en la competencia contra los chicos de su edad, pero ya en el panamericano juvenil no pudo convencer, entonces qué se va a esperar en un ambiente mucho más exigente. En este caso criticar que no ratificó su marca es muy severo con el muchacho y se le presiona sin necesidad, porque su nivel no estaba para asistir a un mundial de mayores.

    Me gusta

  2. Buen trabajo, esas son las cosas que queremos; hay atletas que sabemos no tienen posibilidad de ganar medallas en los mundiales, pero si de incluirse en finales, entonces hay que diferenciar.
    Los Panamericanos son una cita importante, pero con un mundial a la vista deben tomarse de transito.
    Hay atletas que casi no compitieron como es el caso de Roberto Janet, hizo record Ncional de 78.02 y apenas fue a los panamericanos y al mundial sin competencias en Europa que es donde estan los mejores. Ese muchaco tiene para mas hay que competir.

    Recuperar competencias como el Aurelio Janet de Santiago de Cuba, donde muchas veces se hicieron buenas marcas.
    Hacer un trabajo con los Atletas cuando estan al rededor de los 30 abriles como que ya estan pensando en el retiro.

    Hay mucho donde trabajar.

    Me gusta

  3. no hay resultados nacionales despues de la 10ma Confrontación?
    faltan también los resultados de los juegos escolares. A ver por fin de cuanto es el nuevo record de triple, porque unos dices una cosa y otros dicen otra.

    Me gusta

  4. Completamente de acuerdo en que, para nuestras principales figuras, el principal evento del año debe ser el Mundial, sin tener que ausentarse a los Panamericanos. Si EE.UU., Jamaica y otros países, llevaran todo su poderío a los Panamericanos, entonces sí se justificaría que nosotros le pusiéramos el máximo interés. Pero lo que sucede es que cada cuatro años vamos a esos Juegos a engañarnos en muchas especialidades (en varios deportes); todavía tuviéramos menos títulos y medallas si aquellos fueran con todo… Pero por otra parte, entiendo que no debemos imitar a esos países que desdeñan los Panamericanos. Hemos aprendido a respetar al pueblo, al público, tanto al cubano como al de las respectivas sedes de estos eventos múltiples regionales, y a quienes los siguen por distintos medios. Eso nos prestigia, pero como se dice en el artículo, debemos lograr que el principal evento de nuestras principales figuras sea el Mundial de atletismo, en este caso, sin renunciar por ello a ser campeones o medallistas panamericanos…
    No es casual que nuestros mejores mundiales, sin contar este, han sido los post olímpicos (contrario a los que sucede con otros países), precisamente porque no tenemos Panamericanos y porque se prioriza el Mundial en esos años. Ojalá, empecemos a cambiar en esto…
    En cuanto a Pichardo, habrá que esperar a la próxima temporada, pues al estar alejado por un año de las competiciones, quizás no todo ha salido como se esperaba; aunque sí su asalto a los 18 metros, aunque solo antes del tiempo ideal. El propio hecho de que solo hiciera dos saltos en la mayoría de sus competiciones, pudiera deberse a su reinserción a la alta competencia; pero esto no debería volverse costumbre. Recuerdo que en el 2013 sus mejores saltos, solían ser los sextos y últimos (como sucede con Taylor), incluyo el Mundial de Moscú, en el que sí estuvo a tope al quedar a solo un centímetro de su marca personal de entonces. Ahora en Beijing también dio lo mejor en su último salto, pero lejos de sus mejores del año. Tiempo al tiempo y después de Bruselas a descansar todos los integrantes de nuestro atletismo, que es la prioridad ahora mismo, para después ir por el sueño olímpico.

    Me gusta

  5. José Ramón Fabelo Corzo

    Estimados comentaristas, les comparto que ya el primer artículo de la serie “De Beijing a Río…” ha sido replicado en Cubadebate (http://www.cubadebate.cu/noticias/2015/09/09/de-beijing-a-rio-introspecciones-necesarias-i/) y está generando allí muchos comentarios, lo cual enriquecerá el debate. Aguardaremos un tiempo prudencial para compilar los comentarios al primer trabajo, aparecidos tanto en DeporCuba como en Cubadebate, para adjuntarlos al artículo mismo y enviarlos a directivos, entrenadores, atletas y periodistas, cuyas direcciones electrónicas tenemos en nuestro poder. Esperamos que en los próximos días Cubadebate replique también este segundo artículo. En lo adelante continuaremos con el mismo proceder, publicaremos primeramente el trabajo aquí en DeporCuba y después solicitaremos su réplica en Cubadebate. Y, mientras, los invito a seguir aquí aportando ideas. Gracias a todos, especialmente a Lilian y a DeporCuba, por acoger y apoyar entusiastamente esta iniciativa y por promover su extensión a otros espacios.

    Me gusta

  6. Me parece, q al fin se esta haciendo algo sensato, no quiero parecer negativo dentro de los q aportan en el foro; pero debe ser significativo q estos criterios, opiniones e inquietudes de todos los aficionados q amamos la obra de movimiento deportivo revolucionario no caigan en saco roto o se difuminen en el eter digital, y q si lleguen a manos de los atletas, entrenadores, directivos, funcionarios, federativos, y lo fundamental a los q toman las decisiones en la estructura de todo el movimiento deportivo cubano, solo asi y nada mas q asi, podremos relanzar el movimiento deportivo cubano q va por un lamentable rumbo, lo cual ha quedado fehacientemente demostrado con el resultado alcanzado en Toronto q sobrevaloramos nuestras posibilidades y subestimamos las potencialidades de nuestros rivales, en sentido general – esto es una version minimalista de lo ocurrido ya q fue un suceo muy complejo y sera objeto de analisi en su momento al mas alto nivel del INDER y Federaciones deportivas q integran el CO Cubano-.

    Sin caer en blandenguerias y complasencia de malcriadeces de nadie en particular, el pueblo tiene el derecho de exigir lo q necesita para satisfacer la necesidades espirituales y materiales de todos los cubanos dentro del movimiento deportivo y de la nacion cubana, ya q ellos son nuestros dignos representantes en las arenas deportivas internacionales, son nuestros embajadores plenipotenciarios de lo q mas vale y brilla de nuestra sociedad. en este campo.

    Yo si creo q se puede hacer un mejor deporte revolucionario sin hacer concesiones de ningun tipo -y no hablo desde el punto de vista de ideologia politica-, calidad tienen nuestros jovenes deportistas, entrenadores, federativos y directivos lo cual ha sido probado en las mas complejas situaciones, solo q todo esto hay q adaptarlo al concierto mundial actual, y en breve veremos el resurgir de numerosas disciplinas hoy dia lamentablemente disminuidas y devaluadas, en cuanto a logros y resultados; lo cual lacera el espiritu del pueblo cubano -por q los cubanos no nos gusta perder jamas-, porq sabemos de la garra, la valentia y la combatividad q tienen sus hijos los cuales entrenan y compiten nuestros representantes mucho mas dificiles q las de sus contrarios,a veces esto ni lo valoramos y lo damos como una cosa trivial pero debe de ser tenido en cuenta, nuestros representantes no super hombres o mujeres, sino deportistas q en un momento determinado y cientificamente preparados pueden cumplir los objetivos trazados por sus preparadores alcanzando triunfos y en muchas mas ocasiones derrotas tambien, por q de las derrotas es la arcilla fundamental con la se forjan los espritus y el acicate para q ellos logren alcanzar nuevas metas y objetivos, para poder dar nuevas alegrias o tristezas a un pueblo q siempre confia en todos ellos.

    Una vez mas saludo al foro, cuenten conmigo para lo q me sea posible analizar.

    Me gusta

  7. Estaba viendo la entrevista a Denia Caballero poco después de coronarse en el mundial y ahí ella dice muy claro que para Cuba los Panamericanos era la competencia principal del año, pero que para ella personalmente fue solo una competencia más de preparación. Solo con esa frase, se tiene la explicación de por qué Denia pudo ganar la medalla de oro.
    Es que junto a su preparador supo priorizar y se decidió por la competencia más importante para cualquier deporte excepto los Juegos Olímpicos.

    Me gusta

  8. Paula Radcliffe la recordista mundial de la maraton y ganadora tres veces de la misma en Londres, ha publicado sus muestras de sangre presionada por la opinión pública a raíz de una opinión del presidente de la comisión de deporte en el parlamento inglés. El cual dice que los ganadores de la maratón de la ciudad Londres habían estado dopados, así que lo mismo pudiera decirse de una atleta inglesa.
    Todas estas se encuentran en el nivel que se califica de sospechoso, pero ella alega que es debido a entrenamientos en la altura y demás.
    Nada que lo que muchos seguramente pensaron cuando una atleta más bien del montón de repente hizo una marca de ensueño, pudiera ser cierto. Caso similar al de Marta Dominguez con su título de campeona mundial de los 3000 m con obstáculos después de haber tenido pocos éxitos en sus disciplinas anteriores, de repente está en condiciones de vencer a las africanas, que al parecer también se dopan.
    Esos saltos de extremos rendimientos son creíbles a corta edad, pero no al cabo de muchos años

    Me gusta

  9. desde que surgieron los campeonatos mundiales en 1983, para cuba ha sido un dilema conjugar la preparación de los atletas para esa cita y para los juegos panamericanos, los directivos del atletismo han repetido una y otra vez que la competencia fundamental del año era la cita continental, y es justo que nuestro pueblo y el de aquellos países sede del evento panamericano disfruten la presencia de los mejores exponentes, sin embargo, debido a la proximidad de uno y otro certamen hay que buscar formulas que equilibren la cuestión, especialmente el atletismo que es al que más le afecta, por cuanto son apenas días de diferencia entre una y otra justa.
    comparto la opinión de que para aquellos atletas que tengan mayores opciones en el mundial ese sea su competencia esencial, y para el resto sean los panamericanos.
    si hay dudas de lo que pudiera afectar tengan por ejemplo el caso del estadounidense david oliver , gano en toronto y se quedó sin medalla en beijing, siendo uno de los más fuertes favoritos.
    si bien es cierto como dice el doctor Fabelo, la justa continental es una vitrina importante para nuestro país, una competencia de la magnitud del mundial de pista y campo, sin dudas uno de los tres grandes eventos globales, los otros son los juegos olímpicos y la copa del mundo de fútbol, constituye otro espacio para demostrar lo que el deporte cubano ha avanzado en estos más de 50 años de revolución y esa oportunidad no puede ser desdeñada.
    vale este foro para compartir criterios, pero como dijo alguien aquí ya no puede quedarse anivel de internautas, aquí deben también exponer opiniones quienes tienen la responsabilidad de velar por los intereses del pueblo, supremo paladín de nuestro sistema social.

    Me gusta

  10. Lilian me gustaria saber de la recuperacion de Mabel Gay y si tratara de competir en el 2016.

    Tambien una entrevista con Yoelvis Quesada si fuera posible, acerca del bajo rendimiento de las triplistas en las ultimas temporadas.

    Me gusta

  1. Pingback: De Beijing a Río: introspecciones necesarias (II) | CubaxDentro

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: