De Beijing a Río: introspecciones necesarias (III)


relevo-4x400Los que fueron a Beijing – segunda parte
Por: José Ramón Fabelo Corzo/ Deporcuba
Por la complejidad de la prueba, por las reserva de mejoría que parece aún tener y por involucrar a dos atletas que pudieron competir en otro evento y no lo hicieron, dedicaremos la segunda parte de este trabajo sobre la participación cubana en Beijing al análisis particularizado de uno de los eventos en los que Cuba estuvo representada en la capital china: el relevo masculino de 4 x 400.
Aunque en la trasmisión televisiva que seguimos en Cuba se comentó que también el talentoso velocista juvenil Reynier Mena podía haber incursionado en los 100 metros planos (además de en los 200), ello no era una posibilidad real debido a que tanto Mena como Roberto Skyers llegaban a la cita con 10.17 como mejor registro personal y del año, y la marca clasificatoria para participar en esa prueba en el mundial era de 10.16, cuota que alcanzó una cantidad suficiente de atletas como para cubrir el cupo que la IAAF tenía establecido para la misma.
Los únicos atletas cubanos que sí podían haber tomado parte en una prueba adicional a aquella en la que participaron son dos de los integrantes de la posta larga cubana, Yoandys Lescay y Raydel Acea, quienes con 45.13 y 45.18, respectivamente, cumplían con creces con el registro exigido por la IAAF (45.50) para la prueba de los 400 metros planos.
La decisión de que estos atletas no compitieran en los 400 se debió, seguramente, a la intención de preservarlos para el relevo, prueba en la que realmente tenían posibilidad de llegar más lejos, como en verdad ocurrió con la inserción de la posta cubana en la final y la obtención en ella del séptimo lugar. Por su parte, de haber competido en los 400, era poco probable que alguno de ellos pasara de las preliminares, aun repitiendo sus mejores marcas. El último atleta clasificado para semifinales lo hizo con 45.08.
Es difícil ahora saber con exactitud si la participación de estos atletas en la prueba individual de los 400 habría afectado su rendimiento en el relevo. Sólo cabe mencionar que los 6 días de diferencia que hubo entre las preliminares de uno y otro evento parecen ser suficientes para una recuperación completa. Por supuesto, a los aficionados cubanos que siguieron el mundial por la televisión les hubiera gustado mucho ver a sus atletas competir también en las pruebas individuales, sobre todo a Lescay que había logrado su mejor tiempo apenas dos semanas antes del mundial y parecía llegar a la competencia en su mejor forma.
Cubrir las expectativas del espectador cubano es ya de por sí un criterio importante que no debe nunca dejarse de tomar en cuenta. Pero no se trata sólo de eso. La condición básica para presentar un fuerte relevo de 4 x 400 es poseer en el momento de la competencia un mínimo de cuatro atletas que corran bien los 400 metros planos. Ello es tanto más necesario cuando no se cuenta con una superestrella en la distancia, como la tuvo Cuba en otros momentos con Alberto Juantorena (44.26) o Roberto Hernández (44.14). Hay que reconocer que en tal sentido el equipo cubano y su entrenadora, Eloína Kerr, han trabajado muy bien. Cuba no cuenta en estos momentos con ningún atleta que haga menos de 45 segundos en la distancia, pero los cinco integrantes de la posta cubana actual (contando al atleta de reserva) han bajado este año de los 46 segundos. Cuatro de ellos –Lescay, Acea,  Adrián Chacón (45.91) y Osmaidel Pellicier (45.92)– lograron en 2015 sus topes personales, al tiempo que Willian Collazo (45.95) igualó su mejor marca de los últimos tres años. Ello propició que el relevo tuviera durante la temporada satisfactorias incursiones competitivas, destacando las dos veces que logró bajar de los 3 minutos, en la final de los Panamericanos de Toronto (2:59.84) y en la clasificatoria del mundial de Beijing (2:59.80). Estos resultados virtualmente le aseguran ya a Cuba un lugar entre los 16 países que estarán representados en esta modalidad en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro. No obstante, parece necesario continuar incentivando lo más que se pueda el mejoramiento de los topes personales y, para ello, debe dársele la oportunidad de competir individualmente en los grandes eventos (siempre que alguna lesión o molestia no aconsejen lo contrario) a aquellos integrantes que por sus marcas se ganen el derecho a hacerlo. Ello ha de constituirse en un estímulo personal adicional, además de aquel que involucra a cada uno como parte del equipo.
De igual forma, parece saludable propiciar mayor competitividad y rivalidad entre los aspirantes a integrar la posta. El hecho de no saberse seguro debe aumentar en cada uno de ellos el incentivo para mejorar individualmente. Con ese propósito es aconsejable aumentar, cuando menos en dos o tres atletas, el universo de posibles componentes del relevo, incluyendo a especialistas en otros eventos cercanos y de otros entrenadores. Lamentablemente este año no ha habido en Cuba ningún otro atleta que haya bajado siquiera de los 47 segundos en alguna competencia oficial y prácticamente desde inicio de año se sabía que los integrantes de la posta serían los que fueron. Pero hay material humano para trabajar de cara a Río de Janeiro y más allá de las Olimpiadas del próximo año. El joven de 20 años José Luis Gaspar, especialista en 400 metros con vallas y con 49.67 en esta última prueba, parece tener potencialidades para acercarse o bajar de los 46 segundos en los 400 metros planos en un futuro no muy lejano. Igualmente debe trabajarse con otros jóvenes como Yunior Kindelán (21 años y 47.34 en 2015), Luis González (20, 47.64), Daniel E. Zayas (21, 47.66), sin descartar al más experimentado Orestes Rodríguez (26, 46.55 en 2013) y al juvenil Leandro Zamora, especialista también en 400 metros con vallas (50.52) que inicia su vida atlética entre los mayores el próximo año. A más largo plazo parecen ofrecer perspectivas interesantes los cuatrocentistas hoy cadetes Deivy Yera (16, 47.82) y Yassiel Silega (17, 47.91).
Antes de concluir, nos permitimos hacer dos sugerencias relacionadas directamente con la preparación hacia el próximo gran reto del relevo cubano en Río de Janeiro. Una es de orden más bien estratégico, la segunda está más cercana al plano táctico.
Estratégicamente conviene programar la participación de cada uno de los posibles integrantes del relevo en alguna competencia oficial de 400 metros planos poco tiempo (dos o tres semanas) antes del evento principal del año. De preferencia todos deben competir entre sí en una misma prueba. Ello permite hacer una especie de radiografía sobre el estado real con que llegan a la competencia y saber con más exactitud quienes están en mejor forma competitiva. Suponemos que la destacada preparadora del equipo cubano tuvo en cuenta otros criterios para decidir la integración del relevo que en definitiva compitió en Beijing tanto en preliminares como en la final, en ambos casos dejando sin participación y como reserva a Pellicier. Sin embargo, ni el propio Pellicier ni Chacón vieron acción competitiva en los 400 metros planos en julio o en agosto y, a juzgar por lo que había pasado antes, parecía aconsejable incluir al primero de ellos en el relevo y dejar como reserva a Collazo. Obviamente Lescay y Acea son hoy por hoy nuestros mejores corredores de 400 y debían estar en la posta. En cuanto a los otros tres, aunque con marcas en el año muy cercanas entre sí, la de Collazo era la menos buena y en las últimas veces que se enfrentaron entre sí en pruebas de confrontación, el 19 y el 27 de junio pasados, en ambos casos tanto Chacón como Pellicier llegaron a la meta por delante del más veterano integrante del equipo cubano. A reserva de que haya habido alguna prueba no oficial antes del mundial que no conozcamos, nos parece que, por el bien del equipo y como estímulo al esfuerzo individual, debe procurarse que corran en el relevo los que realmente mejor están.
Desde un punto de vista táctico, nos parece que los atletas que forman parte del relevo deben estar listos para correr cualquier tramo y que el orden en que éstos compitan se decida en función del tipo de competencia en que se participe. Cuando se sale de favorito o con ventaja notable sobre la mayoría del resto de las cuartetas, conviene dejar al hombre más rápido para el tramo final, procurando un buen remate que garantice la victoria o la medalla. Sin embargo, si el resto de las cuartetas son en su mayoría más fuertes que la cubana, como ocurrió en la final del mundial, es muy recomendable colocar a los hombres más rápidos en los dos primeros tramos, de manera tal que, cuando se pierdan los carriles después del primer cambio, el competidor cubano de turno se encuentre ubicado entre los primeros y pueda entregar el batón a su sucesor lo más cercano posible al borde interior de la pista. Cuando ello no ocurre así (como le sucedió a Cuba en los dos últimos cambios) se pierden segundos valiosísimos buscando a la siguiente posta por allá por el carril tres o cuatro, además de que se torna difícil realizar adecuadamente la técnica de traspaso del testigo y el que toma el batón tiene que salir evadiendo los rivales que entregaron antes y todavía no salen de la pista. Esa puede haber sido una de las razones fundamentales de la merma considerable que tuvo la cuarteta cubana en la final (3:03.05) en comparación con su resultado en las preliminares (2:59.80). De haber repetido en la competencia final la misma marca de la etapa clasificatoria, el relevo cubano hubiera terminado en quinto puesto y no el séptimo.

Anuncios

Acerca de Redacción DeporCuba

Hablamos de deporte, del movimiento deportivo cubano, desde sus resultados y a través de sus protagonistas. En Twitter: @DeporCuba y en Facebook: /Deporcuba

Publicado el 2015/09/17 en Atletismo y etiquetado en , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente. 24 comentarios.

  1. Muy buen artículo. José Ramón. La observación de integrar la posta con los mejores corredores en el momento de la competencia y no por estar fijo el nombre del atleta desde el año anterior, es muy lógica, aunque no creo que ese tipo de señalamientos llegue a oídos de ninguno de los que deciden.
    Siempre ha sido costumbre de forma general formar los equipos que asisten a un mundial o a una oilmpiada tomando como criterios, cuánto tiempo lleva el atleta viajando, a quién conoce y quién le debe un favor a su entrenador o al mismo atleta. De otra manera no se pueden explicar los viajes de muchos atletas que no tienen posibilidad de desarrollo, porque ya han pasado su cénit o nunca han logrado marcas meritorias para hacer un papel decoroso en un campeonato mundial. En el caso de atletas jóvenes deberían ser más abiertos a darles la oportunidad, como se hizo con la jablinista, pero no se hizo con la triplista, aunque un/a atleta puede asistir con marca B. Tampoco se hizo con la balista más joven que quizás la incentivaría, a desarrollarse más rápido y a entrenar con más dedicación.
    Creo también que ya que los cubanos tienen tan pocas posibilidades de competir en el extranjero por “escasez” de recursos, pues deberían aprovecharse esas oportunidades para que se enfrenten a la élite mundial.
    En el artículo se dice que Lescay logró su marca poco antes del mundial y desde sus años como juvenil, parecía una promesa, que hasta ahora no ha cuajado, pero quizás en esas situaciones aunque fuera solo competir en la primera ronda de un mundial, le permitiría a mostrar que puede más de lo que ha hecho hasta ahora. Y es que al final son deportes de individualistas aunque se unan para correr un relevo, pero cada cual trata de hacerlo lo mejor posible cuando compite individualmente.

    Me gusta

  2. Un analisis muy bueno de Fabelo. Es lo que hemos comentado los atletas deben competir, en el caso de los velocistas es en America donde esta la fuerza, topar con los de Trinidad Tobago, Jamaica, Bahamas, Brasil, quizas con los Canadienses y los Norteamericanos sea posible ahora.

    En el caso de Lescay si creo debio competir, creo que pudo bajar de los 45 segundos en esta temporada y le privaron la oportunidad al atleta, estaba en su mejor forma deportiva.
    Luquerin Santos el velocista Dominicano estuvo en los Panamericanos con buen resultado, y luego en el mundial bajo hasta los 44.11

    ASi que yo no creo en la planificacion que salvo con algunos atletas dio resultado, creo deberian replantearse esas planificaciones.

    Las competencias fundamentales en Cuba son el Barrientos y la Copa Cuba, creo no deberian unirlas, son dos eventos diferentes y tratar si no hay las condiciones para que la TV pueda transmitir en Vivo,pues al menos se transmitan de forma diferida. Que sea amena y no dos comentaristas (los mismos de siempre), que se ponen hablar de cualquier cosa menos de lo que deben.

    Hay que trabajar por que los atletas cubanos sean mas longevos. Willian Collazo fue por mucho tiempo el mejor correor cubano, bajo de los 45 segundos creo una dos veces, gano plata en un mundial bajo techo; creo que este atleta no esta acabado aun no ha cumplido los 30 anos,pero se nota que su rendimiento ha disminuido notablemente, no se si sera falta de estimulo, o alguna molestia. Trabajar con el seria muy bueno, pero si hay otros que estan corriendo mejor pues ese es el del momento.

    A estos muchachos del relevo felicitarlos por su trabajo. Esperemos que se pueda romper los los 2.59,13 de Barcelona 1992

    Me gusta

  3. Excelente artículo y coincido que al.menos Lescay estaba para correr su prueba individual, sobraba tiempo para recuperarse y correr bien el relevo, no se si recuerden que el ya corrió en el mundial anterior los 400 metros siendo juvenil, entonces cual es la estrategia?
    Sigue siendo un atleta bien joven que se ha estancado de un mundial a otro porque a mi entender ya debía haber bajado de los 45 segundos, es otro ejemplo que al parecer no le vino nada bien el cambio de su entrenador en la categoría juvenil a la profesora q ahora se menciona esta con todos los integrantes del relevo. Nuevamente comento que deben haber dos entrenadores al menos con un mismo evento, fíjense el desarrollo de las dos niñas de disco que entrenan con diferentes profesores, esa rivalidad ha provocado desarrollo a mi entender.
    Recuerdo la hermosa época no tan lejana en que teníamos hasta 5 atletas en lanzamiento de jabalina de mujeres entre las mejores del mundo, inclusive la estelar osleydis fue la última en llegar a ese grupo selecto de cubanas y hasta su entrenador que le dieron la posibilidad de subir de la categoría juvenil a la de mayores por los fenomenales resultados de su atleta, en ese momento habían cómo 4 entrenadores de jabalina. Gran rivalidad y desarrollo entre cada grupo que atendía un profesor, y si nos vamos más atrás a los años 80 el.grupo de entrenadores en este mismo evento y en la gran mayoría de nuestro atletismo era mayor, pues existía la ESPA militar, la Dinamo, el.equipo nacional juvenil que no vivía junto al de mayores, se incorporó la base nacional de santiago de Cuba y la de villa clara que era totalmente de medio fondo y fondo, pero igual coincidían eventos con las concentraciones anteriores.
    Cuantos entrenadores trabajando al.mas alto nivel y cuanta matrícula de atletas optando por ser los seleccionados nacionales a los.eventos internacionales?
    Desgraciadamente todo eso se perdió y todo se concentró con una matrícula irrisoria en el estadio panamericano, que incluye un monopolio de un reducido grupo de entrenadores que son los que al final con el estímulo monetario en las nuevas políticas del INDER, quienes logran todo el beneficio económico si logran llevar a uno de sus atletas a un nivel mundial, dejando a dos o tres entrenadores que fueron los que captaron y formaron a estos campeones al olvido, y lo digo en el sentido económico, el del bolsillo que tanta falta nos hace a todos los cubanos.

    Me gusta

  4. Asi es Remon una vez mas se vuelve al mismo tema, pero no se hace nada, esa epoca que mencionas en la Jabalina fue muy buena para Cuba.
    Con.
    Osleydis 71.70
    Sonia mas de 67 metros
    Xiomara mas de 65 metros
    Isel lopez , Noraida Biset, Lamontana, Alvares, y una jabalinista de Cienfuegos que no recuerdo su nombre todas con mas de 61 metros como minimo.

    Si el atleta tiene resultados con su entrenador debe seguir con su preparador, por eso hay disjustos en ocaciones.

    Me gusta

  5. Creo que la falta de incentivos es la primera razón de que los atletas cubanos se retiren antes de llegar a los 30 años. Supongo que esa vida de entrenar y sacrificarse la aguantan valientemente varios años, quizás con la esperanza de mejorar su economía, y con ello sus condiciones de vida. Si por el contrario lo que ven son cada día más injusticias, los “problemitas” que salen a la luz cuando los atletas se van del país o se retiran porque se preguntan para qué seguir.

    Y soy también de la opinión que imponerle un entrenador a un atleta sin tener en cuenta las caracterísitcas personales del atleta conlleva a la baja de rendimiento, también la falta de competidores hace que muchos, por estar entrenando con los entrenadores bien conectados sepan que si cae un viaje, les toca a ellos. entonces ¿para qué tanto esfuerzo?
    Y varios entrenadores en la misma disciplina sirve como presión para subir los rendimientos y al final que gane y se premie al mejor y no al alumno de entrenadores amigos de los dirigentes.

    Me gusta

  6. Me parecen muy atinados los criterios expuestos por los foristas, pero hay silencio total en el graderio de los funcionarios, entrenadores -porq sera-, y los deportistas muchismos menos, porq saben q esto les puede costar el ir o no a una competencia, si estas coestiones no se resuelven ya, pues no hay mas nada q hablar, solo convivir entre nosotros mismos haciendo este tipo de valoraciones y nada mas; eso no nos permitiria obtener resultados rumbo a Rio de alguna naturaleza.

    En otro orden de cosas, ya con esto se acaban los analisis o continuan las valoraciones rumbo a Rio, me parece q faltan unas cuantas cosas por ventilar sobre los q se dijeron q iban a participar y luego no fueron, o no los llevaron luego de ser aunciadas dentro del la delegacion al CM en Beijing, las muchachas del 4×400 m femenino y la vallista de 400m con vallas femenina, y los otros resultados alcanzados -los bonitos y los feos tambien-, pues todos debe der valorado y criticados, ahi es -como decia el comico Mexicano Mario Moreno Cantinflas-, ahi es donde esta el detalle.!!!.

    Me gusta

  7. I Glez, ahí es de verdad dónde está el detalle. Sobre todo del graderío de los funcionarios no va a salir una palabra de autocrítica, si dijeran algo será para justificar y echarle la culpa a alguien en el extranjero. Cuando no son las visas, es la aerolínea que nunca es la cubana o algún país organizador que les ha puesto las cosas difíciles a la FCA.
    Jamás he leído en un periódico que un periodista haya tenido el valor de decir que las visas se pidieron muy tarde o que se escogió la línea aérea menos adecuada. Siempre las causas les caen del cielo a los responsables cubanos.

    El otro problema es que si de dijeran los resultados menos bonitos se estorbaría la impresión que se quiere dar a toda costa de que el deporte cubano se ha recuperado. Las tres medallas del mundial han opacado la mala planificación por cuenta de los panamericanos y de eso nadie quiere hablar, para no hacerse el harakiri.

    Por otro lado lo malo es que siempre se culpa a los atletas, claro ellos son los que están en la mirilla de todo el mundo, a pesar de que en esas cuestiones son solo una parte de la máquina, y no los responsables de la planificación de las competencias y demás.
    Lo único que pueden decidir los atletas por sí mismos es dar el máximo en los entrenamientos y si no lo hicieran para eso está en primer lugar el entrenador para llamarle la atención, pero tantas veces se lee que los atletas se ausentan de los entrenamientos y por eso son sancionados, lo que nunca se ha publicado es la opinión del atleta al explicar sus razones para no asistir a su “trabajo”.

    Me gusta

  8. José Ramón Fabelo Corzo

    I Glez, Roberto, nos preocupa exactamente lo mismo, que los que tienen en sus manos la posibilidad de tomar decisiones o de presionar para que se tomen no entren al ruedo del debate, no lo tomen en cuenta o, lo que es peor, que no lo lleguen a conocer, a pesar de que se estén publicando también los trabajos en Cubadebate y estén suscitando también allí otros comentarios. Como ya les comentaba anteriormente, trataremos de evitar al menos esto último, enviando el compendio de cada artículo y sus comentarios a todas las direcciones electrónicas que hemos conseguido de directivos, entrenadores, atletas y periodistas. La lista todavía no es exhaustiva, sigo en busca de direcciones. Pero, bueno, hay ya ahí importantes destinatarios. He terminado ya la compilación relacionada con el primero de los trabajos (17 cuartillas). Si desean ustedes también recibirla, escríbanme a jrfabelo@gmail.com para que me den una dirección a donde enviárselas. Espero entre hoy y mañana hacer los envíos. En cuanto a la preocupación de I Glez por los temas no abordados, les comento que esto no termina, apenas comienza. Les adelanto que el próximo trabajo será precisamente sobre los atletas cubanos que podían haber ido y no fueron a Beijing. Llevará por subtítulo precisamente ese: “Los que no fueron a Beijing”. Agradezco nuevamente las enriquecedoras aportaciones que los foristas vienen haciendo a este esfuerzo colectivo. No perdamos la fe en que lograremos poner nuestro granito de arena en impulsar los necesarios cambios que necesita nuestro deporte y nuestro atletismo. ¡Seamos realistas, hagamos lo imposible!

    Me gusta

  9. La jabalina cubana siempre fue buena desde Hilda”La Bambina Ramirez” hasta Maria Caridad Colon,Mayra Vila,Ivon Leal todas en su epoca

    Me gusta

  10. La jabalina femenina había sido el.evento.mas estable del atletismo cubano por décadas, porque siempre tenía ubicadas a varias atletas en un buen lugar en el ranking mundial por temporadas, desgraciadamente ya no es así.
    Les quiero hacer el comentario de los que si fueron al mundial pero no por Cuba, no los ya conocidos como Lisbania Grenot, sino de los dos corredores de 400 c/v, el finalista Yasmani Copello y Yadisleidis Pedroso (la que se cayó en una semifinal), estos atletas fueron bajas del equipo nacional bien jóvenes, Yasmani recuerdo ya corría 49 y tanto, y la Pedroso 56y algo.
    No se que argumentos fueron los que se tuvieron para las bajas, quizás algo de indisciplina, pero el.motivo que haya sido creo fue un error como los tantos que se cometen en el atletismo nacional.
    Sí fueron argumentos técnicos espero hayan ya dado de baja a los entrenadores de ambos porque Yasmani fue finalista y corrió dos veces por debajo de 49 segundos, ya tiene mejor marca de 48.46 segundos, por lo que era el seguro sucesor de Omar Cisneros y quien sabe si se hubiera logrado colocar 2 atletas en finales mundiales en un evento que no es de gran tradición nacional.
    Por su parte Yadisleidis tiene como mejor marca 54.54, dos segundos menos que lo que hizo cuando estaba en el equipo nacional cubano, igualmente la.mejor atleta cubana después de la estrella fugaz Daimi Pernia.
    Estos dos casos de atletas que mejoran sus resultados cuando se van de nuestro país, inclusive en edades que la mayoría de los atletas del equipo nacional cubano ya no lo hacen, me recuerda a Niurka Montalvo, quien logró sus marcas de 7 metros y más al dejar la escuela cubana de Saltos, no se si en estos casos como dice el amigo Roberto el estímulo monetario haya sido el motivo para las mejoras de rendimiento, pero la triste realidad para los amantes del atletismo nacional es que han llegado a la élite mundial fuera de nuestra patria y del sistema deportivo cubano.

    Me gusta

  11. Creo que Yadisledis Pedroso está casada con un entrenador italiano que la entrena, así que pienso que haya sido baja por esa razón. Como sabemos a los atletas les ponen todo bien difícil si se enamoran de un extranjero, y por temor a perderlos, empiezan a tomar medidas que provocan la baja y la rotura de la vinculación con la federación.
    Es como el caso del padre que le prohíbe un novio a la hija y por eso la amenaza con echarla de la casa, si ella está bien enamorada, se irá con el tipo con o sin amenazas.

    De Yasmani Copello pensaba que nunca había competido por Cuba, porque no recuerdo el apellido Copello asociado a las vallas, sino solo al triple.
    Según una entrevista que leí en un periódico español. él no menciona razones claras para su abandono del país. pero como sabemos que su madre fue campeona mundial de esgrima, quizás por eso no sea tan explícito en sus declaraciones. lo que sí insinúa es que un exvallista cubano, el que lo prepara le dio el impulso a tomar esa decisión.

    Si eso ocurre por falta de perspectivas en Cuba, unido a las malas condiciones de entrenamiento de los atletas, se deberían buscar vías para no convertir la salida del país en una expulsión o baja sin regreso de la federación.
    Por otro lado se contaba que el entrenador de Robles y Ortega, el famoso Antúnez, le hacía la vida imposible a algunos atletas que parece que personalmente no le caían bien o por lo que fuera, aunque sí tenían calidad. Quizás haya sido esa una de las razones.
    Con lo que estamos nuevamente tocando el punto de la libre elección de entrenador por parte de los atletas, que son los que tienen que trabajar con ellos, y si la química no funciona, los resultados no van a venir.
    Fuera mejor ofrecer esa posibilidad, así los entrenadores buenos de verdad tendrían para escoger a quién entrenar y los otros a esforzarse para lograr resultados reales, no fantasmas.

    Si no me equivoco Casañas, el discóbolo, también mejoró fuera de Cuba y Ortega es el último caso que tenemos con rendimientos de nivel mundial después de salir de Cuba. Lo mismo que Aldama del triple y el mediofondista Maury Castillo quien por marca debería ser el recordista cubano de los 1500m. También sucedió con Yunier Pérez, el velocista que también tiene la mejor marca de un cubano en los 60m bajo techo igual a la de Freddy Mayola.
    Yunier parece que se ha especializado en los 60m. Cuando corre los 100m, a mitad de carrera le faltan las fuerzas, es la impresión que tengo.

    El que ha empeorado en el extranjero es Maikel Martínez, el también discóbolo, que nunca más ha lanzado por encima de 66m, mientras que su mejor marca por Cuba fue por encima de los 67m.

    Me gusta

  12. Si Yadisledis Pedroso estacasada con su entrenador.

    Me gusta

  13. Solo quiero aclarar que las bajas del equipo nacional de Yasmani Copello y de Yadisleidy Pedroso no fueron ni por solicitud propia ni por indisciplina, fueron bajas técnicas lo que quiere decir que las mismas fueron un error pues evidentemente estos atletas eran jóvenes aún, tenían talento y daban para mucho más tal y como lo demostraron posteriormente así que la Comisión Nacional tiene que ser más profunda en sus análisis la hora de tomar este tipo de decisiones respecto a un atleta pues no nos podemos dar el lujo de seguir perdiendo atletas y mucho menos por este aspecto.

    Me gusta

  14. La readmisión del pitcher Norberto González en su equipo provincial (Cienfuegos), deja sin argumentos que no se puedan readmitir figuras del atletismo y otros deportes con sus selecciones nacionales, y provinciales, por supuesto.

    Me gusta

  15. Como el artículo está dedicado específicamente al relevo masculino de 4×400 metros no debo dejar de destacar la actuación del relevo cubano que con una meritoria marca de 2:59.80 en las eliminatorias pudo incluirse en la final gracias a la descalificación del relevo de Bahamas; lo cual no demerita la actuación de los cubanos pues las descalificaciones son parte de la competencia. No recuerdo una competencia anterior en que todos los relevos finalistas hayan corrido en las eliminatorias menos de 3 minutos lo cual realza el alto nivel competitivo que tuvo este evento.
    Ahora sí me preocupa una cosa con respecto al futuro y es que vi que el relevo cubano fue otro en la final a pesar de su séptimo lugar pues la marca lograda de 3:03.05 dista mucho de la alcanzada en la eliminatoria lo que quiere decir que el relevo cubano no estaba preparado para emprender dos carreras a full por lo que habrá que trabajar más fuerte en los entrenamientos para tratar de lograr un rendimiento similar o parecido en ambas carreras. También se debe analizar la posibilidad de algún cambio en el orden de las postas pues soy del criterio que se debe abrir con el segundo mejor corredor del equipo ya que el mejor debe ser el que cierra, y en estos momentos quizás Williams Collazo no sea el más indicado para abrir a pesar de su experiencia y de estar acostumbrado a correr esta posta; en esta temporada Lescay y Acea fueron los más rápidos y después Chacón, Pellicier y el propio Collazo estuvieron parejos en sus marcas.

    Me gusta

  16. Pero para Río por lo menos la mayoría no es elegible por haber competido por otro país. No estoy seguro de cuánto tiempo debe haber pasado antes de poder competir por otro país. Sertía como el caso Ortega, pero al revés.

    Me gusta

  17. Un poco tarde llego por acá, pero aquí dejo lo mío. Muy buen artículo e interesantes análisis de los foristas. Claro que, al menos Lezcay, tenía que correr individualmente. No tenía el dato de que su mejor tiempo lo había hecho dos semanas antes del Mundial. Entonces con más razón se puede pensar que pudo haber bajado de los 45 segundos, siendo aún bien joven. Se vio muy fuerte en el cierre de la clasificatoria en el relevo y en el evento individual pudo haber probado su valía, además del consabido estímulo que significaba que lo dejaran competir, más aún después de estar anunciado. Sí, se preservaron para el relevo, pero recuerdo que clasificaron a la Final por la descalificación de Bahamas. Muy bueno el análisis de los cambios, sin embargo nunca me ha gustado que no cerremos con el más fuerte en el caso del 4×100, aquí sí que no se justifica no cerrar con el más fuerte. Recuerdo muy bien Barcelona ´92, en que si hubiera estado el más rápido en cierre, hubiera sacado el extra de los mejores dotados para preservar la medalla de plata.

    Me gusta

  18. Sobre los que se han ido y han mejorado su rendimiento, solo hago notar que algunos de ellos, como Ortega, se fueron muy jóvenes, en pleno período de ascenso. Y ayer ponía de pasada, y no por gusto, lo de la reinserción del pitcher cienfueguero Norberto González a su equipo de pelota. Y es que es el primer caso de un deportista que se abre camino por su cuenta en clubes foráneos y después es readmitido en nuestro sistema deportivo. Algo que intentó infructuosamente el lamentable Robles, y hoy desean tantos.
    Ya hace uno días salía la noticia de que podrían regresar a Cuba, y reintegrarse a su trabajo, aquellos médicos que habían salido del país, incluso, parece ser que también se admitirían a aquellos que abandonaron misiones médicas en el Extranjero. Me pregunto: ¿Qué mecanismo burocrático o mente retorcida (creyendo que las otras son las que se retuercen), impiden que puedan regresar a competir por SU PUEBLO aquellos que hoy tanto así lo desean?

    Me gusta

  19. Sí ese fue probablemente el “error” de Robles, de pedir la baja cuando ya estaba decayendo su rendimiento y como es conocido él no tenía tan buenos nervios toda esa reyerta con la federación personificada por Juantorena, le acabó de dar el resto.
    No todos se marcharon jóvenes. Aldama ya estaba hecha y Casañas también. Supongo que de disciplina en disciplina se debe diferenciar. Los lanzamientos permiten la permanencia en la élite por más años, y Aldama es un caso excepcional en lo referente a longevidad y seguir activa y exitosa en el deporte de élite.

    Me gusta

  20. Claro que continuara el exodo mientras no cambien de actitud, en mi familia sucedio y gano con 32 anos oro y plata en Grecia 2004.

    Me gusta

  21. Omar, no creo que sea cuestión de mecanismo burocrático. Los dirigentes deportivos se piensan que son los que crearon la verdad en el cielo y la tierra y por eso no cambian ni un milímetro en sus posiciones. Como la generación de atletas es totalmente diferente a la de hace varios años, para dirigir, lo mismo que resolver y reaccionar ante problemas actuales, debería buscarse gente diferente y no seguir con los mismos que durante años hicieron las cosas y tomaron decisiones de una manera y no están en condiciones de adaptarse a las nuevas situaciones por ser de nuevas generaciones.
    Es como poner a una persona de 70 años a dar clase en un círculo infantil. Es lógico que no estará en condiciones de entender a los chiquiticos por la diferencia generacional.

    Me gusta

  22. Otra cosa, en un periódico he leído recientemente que en Toronto desertaron dos velocistas jóvenes y por eso Cuba no presentó relevo 4×100 m en el mundial. ¿Es cierta esa noticia? De ser así, ¿ahora no tenemos relevo 4×100,m que valga la pena?

    Me gusta

  23. José Ramón Fabelo

    Sí, Roberto, en Toronto abandonaron la delegación cubana Yadier Luis y Grether Guillen, integrantes del 4 x 100, masculino y femenino, respectivamente. El femenino de todas formas no estaba clasificado para el mundial. En cuanto al masculino, se podía haber asistido con otros atletas. En el artículo que está ya por salir nos referimos a ello.

    Me gusta

  1. Pingback: De Beijing a Río: introspecciones necesarias (III) | CubaxDentro

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: