XVI Campeonato Mundial Juvenil. El reverso de las medallas en el cierre de Cuba


Mundial U20Por: José Ramón Fabelo Corzo

Aunque aún le resta la jornada del domingo al XVI Campeonato Mundial Juvenil de Atletismo en Bydgoszcz, Polonia, para Cuba esta del sábado representó su cierre competitivo. Sólo dos atletas cubanas vieron acción hoy y los resultados estuvieron muy por debajo de lo esperado. Ambas llegaban como cabezas de los listados mundiales juveniles del año en sus respectivas pruebas. Ni la una ni la otra pudo concretar ese liderazgo en el preciso momento en que más debían hacerlo. Literalmente el reverso y no las esperadas medallas fue lo que trajo la participación de Davisleidis L. Velazco y Ayamey Medina en las finales de triple y martillo, respectivamente.

Davisleidis llegó a la cita  como única juvenil que había rebasado los 14 metros en el triple salto (14.08 en el Barrientos). En lugar de primera, quedó última en este cierre de competencias. En lugar de reservar su mejor resultado para la competencia más importante del año, tuvo en ella su peor desempeño. Doce veces había competido en el año antes de hoy, incluida la propia clasificatoria de este mundial, y nunca su resultado había sido inferior a 13 metros. Hoy apenas saltó 12.83 en el primer intento, 12.73 en el segundo y cometió falta en el tercero para el decimosegundo lugar. Puede ser que alguna circunstancia especial no conocida por nosotros (alguna molestia o malestar) haya influido en este pobre desempeño, o puede ser que su extrema juventud (hasta el 4 de septiembre no cumple los 17 años) le haya jugado una mala pasada. Lo cierto es que esta primera incursión internacional de esta –a todas luces–  talentosa atleta pone sobre la mesa líneas de trabajo con ella que van más allá de lo deportivo. El evento fue ganado por la china Ting Chen con 13.85, seguida de la griega Konstadina Roméou (13.55) y la rumana Georgiana-luliana Anitei (13.49).

Algo similar ocurrió con Ayamey. Traía también del Barrientos el registro líder del año, un 68.98 que constituyó además record juvenil de Cuba y del área.  En Bydgoszcz hoy cometió falta en sus dos primeros intentos y sólo llegó a 58.27 en el tercero, lo que la relegó al lugar 10 de la prueba, sin medallas y sin ni siquiera aportar un punto a la delegación cubana. La competencia fue ganada por la noruega Beatrice Nedberge Llano (64.33), con Alexandra Hulley (63.47) de segunda y la finlandesa Suvi Koskinen (62.49) en el tercer lugar. Como puede apreciarse, los registros medallistas eran totalmente asequibles para la cubana. De hecho en 7 de las 10 competencias que en Cuba tuvo Ayamey este año sus resultados fueron superiores al del tercer lugar de ahora, 5 fueron superiores al del segundo lugar y dos fueron mejores que el de la ganadora de hoy. También en el mundial de cadetes del año pasado su actuación estuvo por debajo de lo esperado, aunque logró incluirse entre las finalistas y aportó puntos a Cuba. Habrá que trabajar mucho con estas muchachas para que en el futuro logren dar lo mejor de sí en las competencias que más lo ameritan.

En las otras finales de hoy celebradas antes de la redacción de estas líneas, los medallistas fueron los siguientes: 10 metros de caminata masculinos: Callum Wilkinson (GBR) – 40:41.62, Jhonatan Amores (ECU) – 40:43.33, Salih Korkmaz (TUR) – 40:45.53; 5000 metros femeninos: Kalkidan Fentie (ETH) – 15:29.64, Emmaculate Chepkirui (KEN) – 15:31.12, Bontu Rebitu (BRN) – 15:31.93.

Aún sin poder saber hasta el cierre de las competencias la ubicación definitiva, puede decirse que finalmente Cuba terminó con 3 medallas de oro y 2 de plata, así como con un cuarto, un quinto y un sexto lugares para un total de 50 puntos, todo lo cual de momento la ubican en el segundo lugar en la tabla de medallas y en el quinto lugar en la tabla de puntos. Independientemente de cuánto pueda moverse ese lugar con las competencias que faltan, puede afirmarse ya que esta ha sido una de las mejores actuaciones de nuestro país en este tipo de eventos. En cuanto a la cantidad de puntos, sólo en dos ocasiones de las quince ediciones anteriores, Cuba obtuvo más puntos que ahora. Una de ellas fue precisamente en esta misma ciudad de Bydgoszcz, en la edición de 2008, cuando la nación antillana llegó a 59 puntos. En el mundial anterior de Eugene 2014 se llegó a 57. En cuanto a la cantidad de medallas, en Bydgoszcz 2008 se obtuvo la cifra mayor de 8 (1-2-5), pero ahora, debido a los tres títulos conquistados, la calidad de las mismas ha sido superior. Aunque en otras tres ocasione también se lograron 3 medallas de oro (Kingston 2002, Moncton 2010 y Barcelona 2012), nunca se combinaron con dos de platas como ahora, por lo que en ese sentido esta de ahora ha sido la mejor actuación. En lo que sí se bajó en comparación con la edición anterior fue en la cantidad de finalistas (cantidad de atletas ubicados entre los 8 primeros). En Eugene fueron 11 y ahora sólo 8. Este dato es importante también desde el punto de vista económico porque la cifra de finalistas que una federación nacional tenga en cada edición es tomada como referente por la IAAF para financiar la participación de una cantidad similar de atletas en la edición siguiente. En esta ocasión se perdieron las oportunidades que suponían Davisleidis, Ayamey y el decatleta Rafael Noguera, todos ubicados entre los primeros 8 del listado mundial antes del inicio de la competencia. A eso hay que sumarle la poca suerte para los casos de Artelis Thaureaux y Marisleisys Duarthe, ubicadas ambas en el noveno lugar, muy cerca de las números 8 de sus pruebas.

Anuncios

Publicado el 2016/07/23 en Atletismo, Juvenil y etiquetado en , , , , , . Guarda el enlace permanente. 3 comentarios.

  1. Los casos de la jabalinista y de la ochocentista fueron de verdad producto de la mala suerte, comparable a lo que debe sentir un atleta que quede en el cuarto lugar. El decatlonista que abandono la competencia mostro poco interes en foguearse para aprender de cada situacion. Quizas era posible un octavo,lugar para puntear, pero a mi juicio, los entrenadores y miembros de la delegacion mostraron muy poco interes o mala aptitud para ayudar al atleta a pasar por dificultades sin tirar de inmediato la toalla.

    Me gusta

  2. Que detalles hace falta conocer para no notar que por lo regular los cubanos tiran la toalla en los multieventos en cuanto fallan en una disciplina, mientras que de los otros paises los atletas siguen en competencia y muestran un espiritu mas deportivo? Claro que debe de doler, pero es una competencia en la que vas de disciplina en disciplina y si siguen en competencia, aprenden a aislar un mal resultado ademas que psicologicamente les falta el efecto de saber que han terminado,una buena faena. Creeme que abandonar un decatlon o heptalon sin lesiones, no es la mejor solucion. Al quedarse en competencia pueden apoyar a sus coequiperos. No puedo imaginarme que razones de tanto peso podria haber para que ganasen el pulso contra las razones a favor de seguir en competencia.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: