Nápoles: “El talento en Cuba está, solo hay que pulirlo”


Por Andy Bermellón Campos y Lilian Cid Escalona

El sol como siempre calentaba con su mayor intensidad el Estadio Panamericano. El ambiente de trabajo en el coloso de Habana del Este no se detiene, a pesar de las labores constructivas que allí se acometen. Deporcuba tampoco se detiene, y llega a esta locación una, otra y otra vez, para desentrañar las historias que cada integrante del equipo nacional tiene para contar.

Eran días cercanos a la conclusión del Campeonato Mundial bajo techo y todos hablaban de los resultados alcanzados en Birmingham por la pequeña delegación cubana. Recordemos que, de suelo británico nuestra isla regresó con dos preseas, el bronce de Yorgelis Rodríguez en heptalón y el oro de Juan Miguel Echevarría en el salto de longitud. Autor este último, por demás, de una competencia que nos hizo recordar los años gloriosos en que Iván y Milán conquistaban a golpe de saltos el contexto internacional. 

Pero más allá de la historia del muchacho del reparto La Guernica, esta vez reparamos en Juan Gualberto Nápoles, uno de los principales artífices de este resultado. Un hombre ligado a esa noche mágica en Birmingham y a la historia del salto largo cubano.

Nápoles se desempeña como preparador de salto de longitud en el equipo nacional. Es unos de los responsables de la formación de la nueva generación de atletas que en esta especialidad exhibe el atletismo cubano contemporáneo.

Sus pupilos – con los que hemos podidos dialogar-  lo catalogan como un padre porque Nápoles los acoge en el seno de su familia y siempre está disponible para ofrecerles un consejo o extenderles la mano.

¿Cómo llega al deporte y cuáles fueron los principales resultados que obtuvo en su época de atleta?

Di mis primeros pasos en el año 1973 en Ciudad Libertad, en el municipio habanero de Marianao. Para serles sincero, mis resultados no fueron para nada relevantes. Con el paso del tiempo me incliné por la carrera profesoral, es decir, por prepararme para la formación de atletas. Me vinculo al técnico medio en la Facultad de Cultura Física, que es el que me da la posibilidad de trabajar  con las categorías inferiores en mis primeros años como entrenador.

Por mis resultados relevantes en estas categorías me promueven, en el año 2007, al equipo nacional. Como atleta mi mejor resultado fue un cuarto lugar en los Juegos Nacionales Escolares, con resultados que eran aceptables para la edad y la categoría, pero no me daban una continuidad en una época donde que existía una gran masividad en la práctica del atletismo

En muchas ocasiones el trabajo de los entrenadores de la base no es muy reconocido ¿Qué elementos son imprescindibles para forjarse como un buen entrenador allí?

El trabajo es la principal virtud que deben tener los entrenadores que se desempeñan en esa función. Tambien hay que tener un elevado espíritu de superación tanto profesional como personal. El trabajo en estas categorías es fundamental porque te da la posibilidad de accionar con todas las categorías hasta el trabajo social. Que en mi caso fue así y les confieso que me enfrentarme a todo ello me aportó muchas herramientas para poder llegar y tener los resultados que he alcanzado en las categorías de mayores.

Nos comentaba que llegó al equipo nacional en el año 2007 ¿ Cuáles son las diferencias de ser entrenador en la base a ejercer en el alto rendimiento?

Los cambios son muchos. Al trabajar en el equipo nacional sabes que te llegan los mejores atletas del país y no te puedes equivocar porque el talento está, y tu trabajo es perfeccionarlo, orientar las cargas, la educación profesional de estos atletas. El entrenamiento es más científico y que debe estar conectado con la experiencia profesional de cada entrenador para lograr formar un atleta integral, listo para buscar sus mejores resultados en la arena internacional.

Ahora, creo que el trabajo en la base es vital para sostener cualquier sistema deportivo. Acá se ha convertido en una tendencia que algunos atletas que se acogen al retiro se vinculan a los entrenamientos. Yo no lo veo mal porque considero que ellos pueden aportar mucho, pero su integración sería más provechosa si conocieran o transitarán por esas categorías. Que vivan la experiencia de cómo se busca, se forma y se potencia el talento de los atletas. Eso les va a servir para madurar como preparadores y los va a nutrir de muchas herramientas para enfrentar situaciones difíciles en el complejo proceso de formación de un atleta.

Hoy, de acuerdo a su experiencia y todos los años que ha dedicado a la formación de atletas ¿Cómo valora el estado actual del salto longitud y triple salto en nuestro país?

En este minuto estamos en un excelente momento. Sobre todo, en el salto largo que luego de Iván Pedroso, vivió muchos años sin una figura que fuera capaz de mantener a Cuba en la élite mundial. Solo en esa etapa podemos salvar los resultados de Ibrahím Camejo, bronce en Atenas 2004 y Luis Felipe Melis finalista en ese mismo evento.

Cuando me incorporo en 2007 cambia un poco la situación, con una mejor selección del talento. Tambien se hicieron ajustes en los Juegos Escolares Nacionales, por citar un ejemplo, en la reducción de la carrera de impulso que tenía como objetivo seleccionar a los atletas que, con esa pequeña carrera, lograran saltar más de 6 metros. La vida lo demostró, algunos atletas que ingresaron con 6.60 metros eran capaces de saltar en seis meses de trabajo por encima de los 7.20 metros, es decir, que la parte metodológica en ese momento fue aceptada, y ello, unido al trabajo continuo y el trabajo en la base ha llevado a este resurgir de la especialidad.

Ahora tenemos una excelente camada de saltadores como es el caso de Juan Miguel Echevarría, Maykel Massò, Lester Lescay, Maikel Vidal. Todos ellos reúnen las condiciones para imponerse al más alto nivel. Son rápidos, potentes y muy talentosos.

En la rama femenina si estamos débiles. Uno de los factores que atenta es la escasez de mujeres que existe practicando atletismo y llega un momento en el que las opciones escasean. En ese punto nos queda seguir trabajando, buscar el talento y promoverlo.

Nápoles en sesión de entrenamientos en el Estadio Pedro Marrero/ Foto:Deporcuba

¿Qué atletas están bajo su égida?

Actualmente me encuentro trabajando con el campeón mundial juvenil Maikel Massò, con Maikel Vidal y Lester Lescay, campeón y subcampeón en el último Campeonato Mundial de Cadetes celebrado en Nairobi el pasado año.  Tambien pasó por mis manos Juan Miguel que por cuestiones estratégicas ahora trabaja con Daniel Osorio, quien le ha dado continuidad a lo que ya se había trabajado con él.  Es un cambio natural que ya ha dado sus primeros resultados.

Entre las damas entreno a la talentosa Yanisleydis Carrión que tiene un futuro muy prometedor, pero solo tiene 16 años y no podemos apurar a nuestros atletas. Ella es una atleta muy rápida con 1.81 metros de estatura. Como dato curioso, ella viene de las categorías inferiores con excelentes resultados en pruebas combinadas y existió una disputa, por supuesto de forma muy amigable, entre varios entrenadores por ver quién se quedaba con ella ya que es una atleta muy completa.

También trabaja con Cristian Nápoles, una de las principales figuras de nuestro triple salto en la actualidad. ¿Qué significa entrenar a su propio hijo?

Nápoles con Yanisleydis Carrión / Foto:Deporcuba

Es muy problemático entrenar a tu propio hijo. Les digo esto porque se rompe la frontera que existe entre padre e hijo. Tienes que saber cuándo debes cumplir cada rol y yo soy un entrenador muy exigente con todo. Hay que saber diferenciar cuándo hablarle como padre y cuando hacerlo como entrenador. Cristian exige mucho porque tiene características especiales en cuanto a su conducta, es una persona hiperactiva, muy emocional, temperamental y hay que estar controlándolo todo el tiempo. Existen ejemplos en el extranjero de atletas y entrenadores con vínculos afectivos y la relación es normal, sin embargo, la peculiaridad del cubano es que somos muy familiares y entonces se complejiza establecer fronteras en ese sentido. Estamos bien, pero eso no quita que sea una tarea, como te dije, muy complicada.

Cómo hace para llevar esta dualidad de especialidades, es decir, entrenar a atletas de salto triple y de salto largo.

(Sonríe).. Ese es el problema y es muy importante que me lo pregunten. Yo trabajo el salto largo. ¿Qué pasa con Cristian?, que él entra a ESPA por méritos propios, pero como saltador de altura, con resultados relevantes, hablamos de dos medallas doradas en los Juegos Escolares Nacionales, pero las exigencias de la estatura no le acompañaban para seguir ese rumbo. Entonces pasa a trabajar conmigo, pero se presentó un contrato en el exterior que acepté. Ya en la misión veía que él no progresaba y cuando regreso le digo que su camino era el triple salto. La decisión la tomó porque los niveles de preparación son parecidos a los del salto de altura.

Yo hice una propuesta y los preparadores del área no quisieron asumir, a pesar de tener excelentes relaciones con ellos. A partir de ese momento comenzó mi experiencia con las dos especialidades. Si revisamos su carrera, Cristian comenzó a saltar seriamente el triple salto en 2014, pero tenía como antecedente que los Escolares de 2013 había tenido una excelente marca de 14.41 metros. Yo soy entrenador de salto largo, esto es una excepción.

Cristian es un atleta con un físico que difiere de los saltadores de esta especialidad. Se ve un poco más musculado y voluminoso que la mayoría de sus especializados. ¿Considera que esto podría limitarlo?

No lo limita para nada. Lo que sucede es que Cristian es un atleta que se caracteriza por tener una gran masa muscular. El problema radica en controlar su peso corporal. Como se dice en buen cubano, es un hijo de viejo, de padres maduros. Cuando el nace, mi esposa y yo teníamos 36 años. Ambos somos musculosos, lo lleva en sus genes. Te repito, lo que él no puede descuidar es su peso, pues al combinarse con esa gran masa muscular si le puede limitar a la hora de buscar un gran resultado.

La marca personal de Cristian es de 17.27 metros, ¿hasta dónde cree que podría llegar?

El está en pleno ascenso. Pero como les dije, su propio temperamento le ha imposibilitado hacer las mejores marcas en el momento indicado.  Si vemos las dos ultimas competencias en las que se ha presentado, Mundial de Londres y el Bajo techo en Birmingham por citar dos ejemplos visibles, observamos que tuvo resultados parecidos. En el mundial de 2017 se enreda con la carrera de impulso y el mismo afán de superar su marca le imposibilitó tener un mejor resultado.

A Birmingham él llegó en plenitud de forma y te pongo el primer ejemplo porque en aquella ocasión estaba en la misma situación- dos faltas y logra 16.80 metros que le dio el pase entre los ocho primeros, y en Birmingham fue igual, pero hizo 16.70 metros y no le alcanzó. Paradojas del deporte y de la vida. En Camagüey nos sucedió lo mismo. Muy buenos saltos, pero las faltas no miden, y es ese su principal problema, que su temperamento lo lleva a no ver las consecuencias y tiene la tendencia a adelantar el paso a la hora de comenzar la ejecución del salto.

¿Está satisfecho con el resultado en este primer macrociclo de preparación?

Tengo que decir que la situación de la pistilla le afectó. Allí en Camagüey, la pistilla es corta y les dificulta el trabajo a los triplistas ya que tienen que hacer ajustes en su carrera de impulso. Quedé, sin embargo, satisfecho con lo logrado y pues, aunque las faltas no cuentan, fueron buenos saltos. Teniendo en cuenta que la marca fue con once pasos estoy satisfecho con lo logrado.

Quiero agradecer todo el esfuerzo que se hizo en Camagüey por acogernos esos tres días. Las condiciones de la pista son muy buenas. Es una instalación rápida y de última generación lo cual es muy bueno para oxigenar a nuestro atletismo.

¿Qué estrategias ha trazado para contrarrestar la situación que existe acá en Estadio Panamericano?

Juan Gualberto Nápoles /Foto:Deporcuba

No tener la pista aqui es un problema, pero es bueno que se pueda contar pronto con una pista de calidad. Con nosotros la solución estuvo en la gira de invierno que la aprovechamos al máximo. Mientras se hace el trabajo, tenemos el Pedro Marrero a nuestra disposición y aunque es engorroso el proceso, es una alternativa que nos ha ayudado.

Maikel Massó no se encontraba en óptima forma para competir en el mundial y aun así se decidió llevarlo a la gira. También existen dudas de por qué se presentó en el Birmingham, donde no tuvo un buen resultado y se resintió de la lesión ¿Qué nos puede comentar sobre esta situación?

El caso de Maykel es algo que veníamos trabajando desde hace un tiempo. Él tenía sus molestias, y había asumido un tratamiento con células madres para erradicar una tendinitis en la rodilla de su pierna de despegue y estar en forma para la temporada. Se decidió que fuera a la gira para estuviera conmigo y no se descontinuara su preparación. También para trabajar en su fortalecimiento.

Él se había ganado el derecho de estar en el mundial, y al llegar allí acordamos que esta era una competencia sin grandes pretensiones, que se presentaría para evaluar cómo estaba.  Yo, particularmente le dije: Aquí se pasa a la final con 7.90 metros, si tú eres capaz de hacerlo, entonces veremos que sucede después. Me sorprendió mucho cómo reaccionó y saltó 7.75 metros en el primer intento, pero sintió dolor nuevamente y nos retiramos de la competencia.

Ahora, ¿por qué la intención de competir? Él ya había pasado una etapa de recuperación y estaba entrenando. En muchas ocasiones tienes que probarte ante una situación real de competencia. Hay que aprovechar las oportunidades, porque a veces no se repiten.  

 Él ya se encuentra entrenando y su recuperación marcha muy bien. También por el excelente trabajo del cuerpo médico que brindó todo su apoyo especializado cuando él lo necesitó.

Massó tiene solo 18 años y aunque siempre se ha respetado su participación en los eventos de su categoría por encima de los de mayores, ha tenido experiencias entre los mayores porque sus marcas y la no existencia de una figura de elite le han dado la oportunidad de ir.  

La estrategia que seguimos se basa en preservar al atleta y no quemar etapas. Con Massó se ha hecho ese trabajo, marcando claramente sus objetivos de cada año . Por ejemplo, los años en que fue campeón mundial juvenil y su participación el año pasado en el mundial de mayores donde tenía el objetivo de incluirse entre los ocho mejores y cumplió con creces al ubicarse quinto, a centímetros de una medalla mundial.

Usted es discípulo de Milán Matos, el profesor de tantas generaciones de atletas y entrenadores que nos ha dejado recientemente. ¿Qué legado le dejó?

Milán es un paradigma. Tuve el honor de trabajar con él cuándo se retiró. Era una persona con una mente muy brillante. Siempre con muchas ideas. Era un visionario, capaz de sobreponerse a cualquier situación que le pudiera ocurrir en una competencia.

Hoy muchos de los métodos que se emplean en nuestros entrenamientos son aportes de su entrega y capacidad de superación. Por ejemplo, las famosas series de “dribling” con vallitas en el triple, eso es obra de Milán y en estos momentos ya se implementan por los entrenadores en las provincias. El saber mezclar la fuerza con la velocidad y que el atleta explote todas sus capacidades en cada entrenamiento o competencia es otra de sus virtudes.

Es una lástima que se haya ido tan temprano porque sé que dejó cosas por hacer. Me siento un ser humano dichoso por haber trabajado y aprendido de uno de los mejores entrenadores del mundo. Me siento orgulloso de eso, aunque llegué acá, en una etapa en la que él, se estaba desvinculando del equipo nacional.

Su gran virtud era la imaginación y la respuesta que le daba en cada momento a cada situación. Muy pasional. Lo que conocimos de cerca le nombramos El Nervio, porque era muy intranquilo. También tuve el privilegio, y lo guardo como unos de los regalos de mi vida, de verlo saltar y era fabuloso verlo competir.

 

 

Anuncios

3 Replies to “Nápoles: “El talento en Cuba está, solo hay que pulirlo””

  1. Después leo esta entrevista con calma, solo quería felicitarlos por el nuevo y muy buen diseño del blog…

    Me gusta

  2. Solo cuestiono q los comentarios ahora aparecen muy abajo, demasiado en el fondo… cuando ya parece q no hay nada más…

    Me gusta

  3. Hola amigo Omar. Gracias por el comentario. No podemos hacer nada al respecto, es tema de diseño de la plantilla y no podemos modificarla desde el tipo de usuarios que somos en wordpress. Pero tomamos nota-

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s