La atleta cubana: Heptalón


Por Eddy Luis Nápoles Cardoso

El heptalón inició en 1981, sustituyendo al pentalón, cuyo primer resultado, 5145 puntos, fue logrado por la capitalina Elida María Aveillé. En lo adelante, la especialidad se fue desarrollando, llegándose a superar la barrera de los 6 mil puntos en 1994, cuando la santiaguera Magalys García, logró 6076 unidades. En este lapso de tiempo, un total de seis atletas han logrado puntuaciones superiores a los 6 mil puntos, con destaque para la propia Magalys y para la matancera Regla María Cárdenas, únicas, antes de la llegada de Yorgelis Rodríguez, en  superar los 6300 puntos.

Magalys, en su momento de esplendor, con una estatura de 1.78 metros, llevó el primado cubano hasta los 6352 puntos, mientras que Regla, con 1.80 metros, malograda tempranamente, logró 6306 puntos para ser sexta en el Campeonato Mundial de Göteborg 1995, la mejor ubicación de una heptatleta cubana en un gran evento, hasta que Yorgelis, se plantó cuarta en Londres, la pasada temporada. Otras integrantes del “Club 6000”, han sido, en menor grado, Gretchen Quintana (6076), Yusleidys Mendieta (6024) y la jovencita de 19 años Adriana Rodríguez, quien recientemente en Götsiz, envío una señal, con sus 6094 puntos.

Entrando en los análisis cualitativos, tenemos que las antecesoras de Yorgelis, eran menos polivalentes, Magalys poseía como pruebas fuertes, la valla, con cuota personal de 12.99 y 13.18 haciendo heptalón; el 200 metros, con 23.67 segundos y el lanzamiento de la jabalina, con 53.64 (modelo antiguo) y 51.05 con el modelo actual.
Regla por su parte, dependía del 200 metros, con 23.66 segundos; la impulsión de bala, con 15.13 de cuota personal y el salto de longitud, que aunque logró 6.72 de marca personal haciendo heptalón, solo saltó 6.29 metros.

En el caso de Yorgelis Rodríguez, con solo 1.74 de estatura, presenta las siete pruebas muy equilibradas, con cuota personal de 13.48 segundos en 100 c/v, 1.95 en salto de altura, 14.95 en la bala, 23.96 en 200 metros, 48.89 en jabalina y 2:10.48 en 800 metros, pero sus grandes resultados en los tres últimos años, se basan en la estabilidad de sus rendimientos, veamos el promedio de los diez mejores heptalónes, con una valla de 13.70, altura de 1.86, en bala 13.99, el 200 metros en 24.34, la longitud con 6.14, la jabalina con 46.99 y el 800 metros, en 2:15.84 minutos.

Haciendo una valoración del resultado logrado recientemente en Götzis (6742 puntos), se observa, que la discípula de Gabino Arzola, mejoró 0.04 centésimas, en 100 con vallas, mantuvo el 1.86 en altura, mejoró 31 centímetros en la bala, 10 centésimas en 200 metros, 25 centímetros en longitud, se mantuvo sobre los 48.00 metros en jabalina, para finalizar con 2:12.73 en 800 metros. Estos resultados, le permitieron superar en 148 unidades, los 6594 puntos logrado en Londres el pasado año.

Ahora, entremos en otros detalles sobre esta prueba en Cuba, que nos pueden llevar a descifrar mejor las previsiones futuras en esta especialidad. Resulta que el rengo de edades para el logro de los mejores resultados, está enmarcado entre los 20 y 26 años. Existieron atletas, como Regla Cárdenas, que materializó los 6306 puntos a los 20 años y Magalys García, que logró sus mejores rendimientos (6352), con 25 y 28 años (6290), respectivamente. Yorgelis tiene 23 años, “matemáticamente” le quedan otros tres años para seguir creciendo.

El índice de crecimiento anual de las atletas de esta especialidad en Cuba, es de 175 puntos, cuota de la que Yorgelis solo ha quedado a 27 unidades. Les explico que este índice es aplicable al rango de edades en que se manifiestan los crecimientos, en el caso que nos ocupa, 20 a 26 años; claro, también existe un índice de decrecimiento, que no es más, que las mermas experimentadas, con relación al resultado logrado
el año anterior, en esta prueba es de 85 puntos.

Otro aspecto a valorar es el crecimiento total que en su carrera deportiva pueden experimentan las atletas cubanas, este asciende a 1052 puntos; en el caso de Yorgelis, ha incrementado 748 unidades, lo que “matemáticamente” le restan aún 304 puntos por ganar en su trayectoria.

Con estos datos, pudiéramos hipotéticamente realizar algunas previsiones sobre posibles resultados a lograr en años venideros por Yorgelis; partiendo de estos 6742 puntos que ha logrado en la actual temporada, habría que sumarle las 175 unidades, del índice de crecimiento anual, llegando a la astronómica cifra de 6917 puntos, también habría que restarle las 85 unidades, que pudiera decrecer, logrando 6657 puntos.

Ahora lo más lógico, sería valorar la realidad de lo realizado por la fenomenal guantanamera en Götzis, teniendo presente, que hay pruebas en las que no llegó a su tope, como es el caso del salto de altura, el lanzamiento de la jabalina y los 800 metros y otras que pudiera seguir mejorando (100 con vallas y 200 metros), que de hacerlo en algún momento, también la llevarían a “encaramarse” cerca de los 6900 puntos.

Yorgelis, a pesar de no poseer el somatotipo de Magalys y Regla, presenta otras potencialidades, las que el entrenador Gabino Arzola, ha sabido ir explotando en cada momento, entonces confiemos en la inteligencia, sabiduría y entrega de este binomio y las puntuaciones seguirán incrementándose.

Por otra parte, continuando con las valoraciones de lo expresado por las 20 mejores heptathletas cubanas, es necesario evaluar algunos parámetros con relación a como se han manifestado sus similares en el resto del mundo; en cuanto al rango de edades para el logro de los mejores rendimientos, ya vimos que las criollas lo hacen en edades prematuras, que oscilan, entre los 20 y 26 años, logrando como promedio el mejor rendimiento a los 22 años; mientras que sus pares del resto del mundo, se manifiestan con mayor madurez, es decir, entre los 24 y 32 años, con el mejor resultado a los 27 años.

Valorando a Yorgelis, habíamos mencionado que el crecimiento promedio total de nuestras atletas es de 1052 puntos, cediendo en 462 unidades a lo expresado por sus pares del mundo; también expresé que el índice de crecimiento anual de las atletas cubanas es de 175 unidades, mientras que el patrón del mundo, lo hace en 49 puntos menos (126).

Por último, en los parámetros de talla y peso, las nacionales promedian 1.73 metros, cediendo en 0.04 centímetros, al resto del mundo (1.77); mientras que se exceden en tres kilogramos (68) al patrón del mundo (65).

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.