Kipchoge y Mayer protagonistas de un día histórico para el atletismo mundial


Por: Lilian Cid Escalona

El 16 de septiembre de 2018 es un día histórico para el atletismo. El pasado domingo han caído dos récords del mundo, el de la maratón y el del decatlón entre los hombres.

A primera hora, en BMW Maratón de Berlín, Eliud Kipchoge (Kenya) detuvo los relojes en 2:01:39 horas, para estampar un nuevo récord del orbe para la prueba.

Kipchoge, a sus 33 años, dejó atrás a su coterráneo Dennis Kimetto, dueño de la anterior cota desde 2014, cuando en la misma ciudad firmó un tiempo de 2:02:57 horas.

Lo de Kipchoge ha arrancado suspiros a buena parte de los entendidos en este deporte, sobre todo por el ritmo endemoniado que impuso el kenyano. Las estadísticas refieren que los primeros 10 km del recorrido fueron los más lentos, los cuales transitó en 29:01 minutos. Los parciales de la histórica carrera se calculan en: 29:01, 28:55, 28:49 y 28:47 minutos aproximadamente para cada intervalo. En el tramo final (desde los 32.195 hasta los 42.195km) registró 28:33 minutos, según señala el estadístico Jon Mulkeen en su perfil oficial de Twitter.

Otro estudioso de los datos que se producen en el ámbito deportivo, el reconocido español Míster Chip, informaba a través de la misma plataforma que lo hecho por Kipchoge, rebajar en 78 segundos el récord del mundo, es algo que no sucedía desde 1967, cuando Derek Clayton se apoderó de la plusmarca.

A propósito del escenario, Berlín ha devenido en el terreno perfecto para estampar cotas universales, como botón de muestra vale que los últimos siete récords de esta prueba se hayan hecho en la urbe germana.

Kipchoge, por su parte, con esta actuación puso el broche de oro a una trayectoria fantástica en esta distancia, en la que ya se coronó en los Juegos Olímpicos de 2016. Su recorrido por las grandes maratones del planeta, según Joaquín Carmona (@Jokin4318) muestra la siguiente progresión:

2013: 1.o en Hamburgo con 2h05:30, 2.o en Berlín con 2h04:05.
2014: 1.o en Róterdam con 2h05:00, 1.o en Chicago con 2h04:11
2015: 1.o en Londres con 2h04:42, 1.o en Berlín con 2h04:00
2016: 1.o en Londres con 2h03:05, Oro olímpico en Río con 2h08:44
2017: 1.o en Monza con 2h00:25, 1.o en Berlín con 2h03:32
2018: 1.o en Londres con 2h04:17 y 1.o en Berlín con 2h01:39 (récord del mundo).

MAYER SE SACÓ LA ESPINA

Un rato más tarde, en Talence, Francia, Kevin Mayer acaparaba la atención de los principales medios deportivos al finalizar la prueba de decatlón con acumulado de 9126 puntos, válido para desbancar los 9045 puntos que ostentaba Ashton Eaton desde 2015.

Mayer llegó al Decastar urgido de sacarse la espina de haber fallado en el Campeonato Europeo de Berlín, donde salió de competencia al cometer tres faltas en la prueba de salto de longitud.

Cuentan que, tras esta falla, Mayer se autoreprendió, incrementando la intensidad de sus entrenamientos, y de ese esfuerzo brotó una actuación histórica que le convierte en el mejor decatleta de todos los tiempos.

Su renta de 9126 unidades mejora en 81 lo que había hecho Eaton en el Mundial de Beijing. El francés tuvo un primer día de 4563 puntos, mientras que el segundo rubricó otros 4563 puntos. Su actuación se sustentó en los siguientes registros:

100m: 10.55 PB
Longitud: 7.80 PB
Bala: 16.00
Altura: 2.05
400m: 48.42
110m: 13.75
Disco: 50.54
Pértiga: 5.45
Jabalina: 71.90 PB
1500m: 4:36.11

Nestor Calixto, un apasionado de las pruebas combinadas, reseña en su página Decamérica que el récord es una combinación de datos para guardar. Es el primer récord mundial de un francés en esta prueba, lo hizo sobre la base de dos jornadas de 4563 puntos, algo inédito en la historia del decatlón al más alto nivel, y fue tan fenomenal su despliegue que con los puntos que acumuló en nueve pruebas, 8421, también habría ganado pues el segundo lugar, Arthur Abele solo llegó a 8310 unidades.

Una mejora de 81 puntos o más al primado del orbe de esta prueba no se producía desde el 4 de julio de 1999, cuando Tomas Dvorak mejoró en 103 puntos en Praga la marca previa de Dan O’Brien y se quedó a solo seis puntos de derribar, en ese entonces, la mítica barrera de las 9000 unidades.

A falta de que se ratifiquen estas marcas, pendientes del proceso habitual que sigue la IAAF para su verificación, ha quedado claro que el 16 de septiembre de 2018 es un día de gloria para el atletismo mundial. La consecución de dos récords del orbe en un solo día es un suceso para celebrar en la historia del llamado Deporte Rey.

( Especial Cubahora)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.