Deportistas cubanos en el Vaticano

Javier Sotomayor, Luis E. Zayas y Barbaro Díaz visitaron al Papa

Anuncios

Día 2: Irisdaymi Herrera, lo más destacado

(…) Para el cierre, este viernes, las principales atracciones serán, la pertiguista Yarisley Silva y el saltador de longitud local, Juan Miguel Echevarría, reciente ganador del Campeonato Mundial bajo techo, en Birmingham y tercer camagüeyano, que logra saltar más allá de los 8.00 metros, antes lo hicieron, Pedro Pavel García, con 8.31 y Yoelmis Pacheco, con 8.18 metros (…)

Dos títulos mundiales el mismo año

(…) En 1993, los eventos se desarrollaron en Toronto y Stuttgart, citas, donde el cubano Javier Sotomayor (altura), los estadounidenses, Dan O’Brien (heptathlon y decathlon), Gail Devers-Roberts (60 metros planos y 100 c/v); la mozambicana María de Lourdes Mutola (800 metros) y nuevamente, Bubka, lograron los bicampeonatos (…)

La cita a la sombra es en Birmingham, una ojeada al pasado

(…) En los 60 metros, entre los hombres, los atletas estadounidenses han ganado en ocho oportunidades, pero también lo han hecho; un griego, Haris Papadias (Paris 1997); un nigeriano, Olusoji Fasuba (Valencia 2008) y aunque parezca anacrónico; un cubano, Andrés Simón (Budapest 1989) (…)

El adiós de Ruth Beitia

(…) Quien dice adiós es la mejor atleta española de toda la historia y una de las buenas especialistas que ha tenido esta modalidad del campo y pista. Ganadora del oro en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro y cinco veces medallista mundial, también es tetracampeona de Europa (nueve medallas en total) y ha ganado un oro en los Juegos del Mediterráneo y en dos oportunidades el trofeo de la Liga de Diamantes (…)

Ruth Beitia, dice adiós

(…) El atletismo español va a sentir un vacío, que espero que alguna chica rellene. Pero será difícil. Porque no es fácil igualar la trayectoria de una atleta como Ruth, con un historial repleto no sólo de presencias en podios de altísimo nivel, en todas y cada una de las grandes competiciones, sino de posiciones entre las ocho mejores (…)

Javier Sotomayor, sus saltos en cifras y detalles

(…) Sotomayor es el saltador de altura con más brincos sobre los 2.40 metros, listón que superó en 24 ocasiones, muchas bibliografías lo registran con 21 saltos, pero resulta que en tres ocasiones en una misma competencia se elevó por encima de esa cuota. La primera de ellas fue en Salamanca, España, el 8 de septiembre de 1988. Revisando el historial competitivo, observamos, que al adversario que derrotó en más ocasiones fue a Troy Kemp, con cerca de una veintena de victorias, pero el bahamés lo venció en una oportunidad, a la hora buena, en la cita mundial de Göteborg 1995, donde ambos saltaron 2.37, pero el cubano lo hizo en el tercer intento y el bahamés empleó uno menos (…)

Intentar borrar el pasado ¿será la solución al doping?

(…) Un dato revelador, en la lista de la IAAF, aparecen más de 50 casos de atletas y entrenadores suspendidos de por vida, donde unos 25 son posterior a 2005, lo cual demuestra que la balanza está equilibrada entre las épocas que la EAA ha tomado como la etapa oscura y denigrante del atletismo mundial (…)

Liga de Diamantes: Silva, primera en Oslo con 4.81 metros

(…) “Es muy importante para mi ganar en la Liga de Diamantes Me gusta el circuito, me gusta Bislett. Tuve algunos problemas con el viento y mi técnica no estuvo al mejor nivel, pero estoy en el camino correcto para mejorar mis resultados”. Y concluyó “Por supuesto que quiero saltar cinco metros en el futuro, pero busqué conseguir 4.92, un nuevo récord nacional” (…)

Sotomayor se suma a los inconformes

(…) Muchos de quienes votarán por las federaciones nacionales tuvieron que ver de forma directa o indirecta con esas hazañas, por haber sido atletas, entrenadores, dirigentes u organizadores de mítines. Su proceder y eficiencia en aquellos tiempos quedaría en tela de juicio (…)

La tarde que Carl Lewis pidió permiso y ganó

(…) ”Cuenta la leyenda que un lejano día de 1982 Carl Lewis saltó 30 pies (9.14 metros). La leyenda asegura que no dejó ninguna marca en la plastilina pero que un meticuloso juez de batidas apreció que la punta de la zapatilla sí había rebasado la línea y lo consideró nulo. La leyenda afirma que mientras Carl Lewis debatía con el juez borraron la huella en la arena, la huella que pudo haber cambiado para siempre el salto de longitud y la carrera deportiva de Carl Lewis” (…)