#WomenPoleVault: Una gran generación (+ videos)

Un aparte lleva el salto con pértiga para damas, cuya disputa de preseas devino en una batalla de altísimos quilates y compitió la cubana Yarisley Silva. Yarisley finalizó séptima. Su … Sigue leyendo #WomenPoleVault: Una gran generación (+ videos)

El día de Estados Unidos

(…) Con Yarisley pasó lo que muchas veces, que la prensa jugó en su contra, poniéndole una meta para la que verdaderamente no estaba preparada. Mil y una vez se ha hablado de lo importante que es para los atletas competir, porque les da confianza y les permite limar todos aquellos detalles que pueden atentar contra el mejor resultado a la hora cero. Yarisley no compitió y este, para ser su primer resultado oficial del año, es positivo, de ahí que su incursión en Birmingham no pueda tildarse de mala (…)

Birminghan la ciudad de los récords bajo techo

(…) Durante la tercera jornada, se desarrollaron grandes duelos, como los del salto con pértiga (F), el triple (M), los 1500 metros (F) y los 60 con vallas (F). Se impusieron varias cuotas para el evento, como los 4.95 de la pertiguista Sandi Morris; los 6.37 de Christian Coleman, en 60 metros planos; los 7.70 de Kendra Harrison en 60 con vallas y los 22.31 del neozelandés Tomas Walsh, en la bala (…)

Dia 8- Usain Bolt iguala a Paavo Nurmi y Carl Lewis

(…) La posta caribeña integrada por Asafa Powell, Yohan Blake, Nickel Ashmeade y Bolt, estamparon crono de 37.37 segundos, para aventajar a los sorprendentes japoneses (37.60), que mejoraron su bronce de Beijing 2008 y a Canadá (37.64). Esta además debe haber sido la mejor carrera de relevos de la historia, con cinco países por debajo de los 38 segundos. Las cuartetas de Estados Unidos y Trinidad & Tobago fueron descalificadas (…)

#Portland2016: Suhr y Lavillenie hacen que parezca fácil

La estadounidense Jennifer Suhr se convirtió en campeona mundial por primera vez en su carrera al coronarse en el salto con pértiga del Campeonato Mundial bajo techo de atletismo que … Sigue leyendo #Portland2016: Suhr y Lavillenie hacen que parezca fácil