Aliacer Urrutia, el hombre que llegó como el viento

Por: Lilian Cid Escalona y Andy Bermellón Campos

Aliacer dice que llegó al atletismo como el viento; llegó solo, porque le gustaba correr. Un día -nos cuenta- vio a unos muchachos corriendo allá en su natal Placetas, provincia Villa Clara y se embulló a hacerlo también. Tenía alrededor de siete años, y se le daba bien. Entonces, alguien le pregunto si quería entrenar atletismo y accedió.

El tránsito hacia el salto triple, la especialidad en que hizo historia, fue más tardía, porque Aliacer fue garrochista hasta el año 1990, aproximadamente.

“En 1992 comencé en el triple con seriedad. Me motivé a practicarlo mirando a Lázaro Betancourt”-asegura-.

En el triple, este hombre cuyo nombre es Aliacer Urrutia Delgado, aunque todos le conozcan como Aliecer o Eliecer brilló. Y es que fue protagonista de uno de los grandes momentos del atletismo cubano, al facturar un salto de 17.83 metros que se sostuvo como record mundial bajo techo desde 1997 hasta el 2010. Sigue leyendo

Anuncios

Atletismo cubano se sumerge “bajo techo”

Por Eddy Luis Nápoles Cardoso

El atletismo cubano es fundador de los Campeonatos Mundiales Bajo Techo, con asistencia a los llamados Juegos Mundiales en Sala, celebrados en Paris, entre el 18 y 19 de enero de 1985, el embrión de las citas que hoy conocemos. Allí en esa edición parisina estuvieron presentes por la mayor de las Antillas, Lázaro Betancourt (plata) y Lázaro Balcinde (bronce), en triple; Javier Sotomayor (plata) y Silvia Costa (bronce), en salto de altura; Agustín Pavot y Roberto Ramos, en 200 metros, mientras que, Lázaro Martínez y Carlos Reyté, lo hacían en 400 metros. Sigue leyendo